•  |
  •  |
  • EFE

Hay que aprovechar todos los  días de descanso para desestresar los músculos y la mente y lograr, aunque sea por un corto periodo de tiempo, que el cuerpo se tonifique practicando algún deporte. Bajo el mar o sobre la tierra.

Los deportes de agua suelen ser una excelente opción cuando el gimnasio nos aburre y preferimos el ejercicio al aire libre. Este es un buen momento para sin ser un experto en los deporte acuáticos ayuden a liberar endorfinas.

Practicar remo o natación es una buena opción para ponerse en forma sin pasar calor, comenta el director deportivo de Go fit, Carlos Bernardos, quien propone realizar estas actividades acuáticas.

Alejándose del agua, el senderismo es también,  desde hace tiempo, una moda, pero también un deporte que exige esfuerzo. Según los responsables de estos centros de diversión, esta es una práctica que se puede realizar en familia, en función de la edad de los niños.

Los paseos son también excusas perfectas para aprender sobre el entorno natural en el que nos encontramos y disfrutar de la fauna y flora autóctona.  Eso sin olvidar deportes tradicionales al aire libre como el tenis, la bicicleta o los patines.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus