•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ernesto Salazar Reyes, de 25 años, es egresado de la facultad de Odontología de la Universidad Americana (UAM) en donde finalizó sus estudios en el año 2012. Asegura ser amante de la lectura, la música y la playa. Nació en el hospital San Juan de Dios de Granada y creció en el municipio de Nandaime, junto a su mamá Idalia Reyes.

Es miembro del proyecto social Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) que brinda consultas dentales gratuitas a personas de escasos recursos en el municipio de Nandaime. Actualmente, trabaja en el hospital Cruz Azul de Managua. Además, fue voluntario social para la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen).

¿Alguna persona o familiar  te influenció  a estudiar esta profesión o desde pequeño querías ser odontólogo?

Desde muy pequeño he estado en el ámbito de las ciencias médicas. Lo que pasa es que tenía un tío, el cual hasta el día de hoy admiro mucho, que me motivó a estudiar odontología.

¿Cómo fueron tus inicios en esta profesión?

Fue bastante interesante, porque a mí siempre me ha gustado ayudar a la gente en lo que pueda. De hecho fue bastante interesante que me hayan dado la oportunidad de trabajar en un centro de salud en Nandaime. Esto fue inmediatamente después que salí de la universidad.  

¿Formas parte de algún proyecto social dental?

De hecho sí. Soy parte de un proyecto social llamado Nuestros Pequeños Hermanos en Nandaime. Trabajamos con el apoyo de canadienses. En este proyecto las personas tienen acceso a muchas cosas. Es más, vamos a comprarun sillón dental para donarlo al hospital de Nandaime. También damos mano de obra y no solo damos consultas, sino que intentamos resolver los problemas de los pacientes a lo inmediato. Trato de ayudar a los pacientes en lo mejor que puedo, si tienen un diente roto, no solo lo retiró, sino que intentó hacer que pueda volver sonreír.

Cada año, exactamente en el mes de febrero, el Dr. Ernesto Salazar, en conjunto con los miembros del programa social Nuestro Pequeños Hermanos, ofrecen consultas a personas del municipio de Nandaime.

¿Cuántas personas forman parte del proyecto Nuestros Pequeños Hermanos?

Antes éramos cuatro médicos canadienses, cuatro enfermeras canadienses, tres médicos y dos odontólogos nicaragüenses y otros estudiantes más de odontología. Está brigada se reúne anualmente, normalmente brindamos nuestros servicios en febrero, en el municipio de Nandaime.

¿Cuáles son los principales mitos sobre la salud bucal?

He escuchado que si te lavas fuerte y por largo tiempo la boca te beneficia. Eso es mentira, entre más te lavas los dientes, las encías más se retraen lo que ocasiona que el diente tenga problemas de sensibilidad y se ocasionan heridas en la boca. Así que si te lavas muy fuerte es malo. Por eso se debe de usar un cepillo dental suave y cepillarse de manera suave.

El restregarse demasiado los dientes también es malísimo. Hay una técnica de cepillado correcto que sería bueno que muchos la conocieran, se llama técnica de Bass. Otro mito es el cepillo eléctrico. Unos dicen que son mejores que los comunes, pero no es cierto.Cada seis meses deben visitar al odontólogo.

¿Cuáles son las consecuencias de tener una mala higiene bucal?

Una de las consecuencias es que se pierden los dientes. Muchos creen que cuando son ancianos se pierden los dientes por la edad, pero es falso. Cuando uno no se cepilla los dientes se puede llegar a tener problemas como halitosis y mal aliento.

Muchos creen que es por causa del hígado, pero no es así. La gente tiene la costumbre de solo cepillarse los dientes de enfrente porque son los que se muestran. Además, podes contraer problemas de gingivitis y periodontitis.

¿Cómo se puede crear buenos hábitos de limpieza dental en los niños?

En los niños es fácil. El hecho que se cepillen sus dientes junto con sus padres es crear un hábito de higiene en ellos.  Los niños realizarán lo que su papá o mamá hacen, porque ven a sus padres como ídolos. Si el papá se lava la boca tres veces al día, el niño tres veces al día lo va a hacer.

¿Cada cuánto tiempo las personas deben realizarse una limpieza dental en una clínica?

Por lo general cada seis meses. El motivo es porque muchas personas producen mucho sarro y al cepillarse, por sí solo no ayuda nada a combatirlo. En el sarro se acumulan restos de bacterias y muchos pedazos de alimentos que conllevan a la inflamación de las encías. Pero a muchos no les gusta ir a las clínicas. Los odontólogos tratamos de ser el mejor amigo de la gente.

¿A qué edad los padres tienen que empezar a preocuparse por la higiene oral de sus hijos?

Desde que tienen seis meses, porque es cuando empiezan a salir sus primeros dientes. Desde muy pequeños hay que llevarlos al odontólogo, de esa manera lo acostumbras a visitar las clínicas y a ver al odontólogo como a un amigo.

¿Cuánta es la diferencia entre el cuidado de la higiene bucal de un bebé y un adulto?

La diferencia es abismal. Una persona adulta ya acumula sarro, mientras un bebé no. Pero es importante cuidar su higiene y sus dientes o sino tendrán problemas al masticar, corriendo el riesgo de perder sus dientes.

¿Cómo ha sido el avance de la odontología en Nicaragua?

Ha sido muy grande. Te imaginas que cuando yo estaba pequeño me hicieron una extracción dental sin anestesia. Eso fue horrible. Al día de hoy eso no se ve. Asimismo, ahora contamos con máquinas de impresiones para hacer prótesis. La odontología ha avanzado a pasos agigantados.  

¿En Nicaragua se fomentan investigaciones en el campo de la odontología?

La verdad no conozco ningún estudio que sea muy serio. Actualmente solo la UNAN y la UAM se han interesado en hacer estudios, pero nada formal. En el hospital Cruz Azul estamos viendo si realizamos una investigación con el apoyo del director de este centro.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus