elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que volver a las prácticas “ancestrales” de alimentación y nutrición puede ayudar a frenar la “epidemia de obesidad” que desató el incremento en el consumo de alimentos procesados.

Durante la presentación en Colombia del estudio “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas”, la OPS revela que los alimentos procesados industrialmente, las bebidas azucaradas y la comida rápida están causando efectos “negativos” en la salud.

“Nos matamos con lo que comemos. Las personas son lo que comen. Es más fácil y más barato consumir gaseosa y comida chatarra, pero es uno de los grandes errores para la salud y una contribución a la obesidad”,  dice Gina Watson,  representante de la OPS en Colombia,  en su participación en el III Curso de Obesidad y Hábitos de Vida Saludable.

Los resultados del estudio, presentado el 1 de septiembre en Washington y que revela que las ventas per cápita de productos ultraprocesados aumentaron un 26.7 % en América Latina, permiten poner sobre la mesa este “problema social, de salud y de calidad de vida”, por los daños que causa la obesidad.

Cambiar hábitos 

“Hay que volver a las prácticas ancestrales de las comidas naturales. Cada vez se cocina menos en casa. La gente pierde este hábito porque es casi un indicador de estatus comer en restaurantes. En ese sentido hay que reeducar”, sostiene Watson.

Asegura que la OPS tiene “evidencia” de que países como Perú y Bolivia, donde hay menos industria de alimentos procesados y aún prevalecen las prácticas ancestrales, tienen “menos riesgos” dentro de la población en temas de sobrepeso y obesidad.

Watson subraya que sin medidas preventivas y promoción de estilos de vida saludable estamos “condenando” a las generaciones futuras a “una vida más corta y con menos calidad”, es por ello que antes de comprar cualquier alimento en los supermercados es necesario leer la información nutricional para así saber qué se puede comer y qué no. 

Por último, reconoce que este “no es un asunto que se puede cambiar de un día para otro” pues “ha tomado décadas llegar a este momento de deterioro y se requiere una inversión social y sostenida que impacte a la población”.

  • 26.7 por ciento aumentó la venta de productos ultraprocesados en latinoamerica.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus