•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Son muchas las ideas que surgen alrededor de los alimentos integrales. “Son excelentes para adelgazar, tienen una alta concentración de fibra, los cereales son los únicos que conforman el grupo de alimentos integrales. Pero, ¿realmente es cierto lo que se dice sobre estos alimentos? ¿Qué beneficios se obtienen con su ingesta? El concepto de “alimentos integrales” es muy amplio, por lo que básicamente lo que conviene saber es lo siguiente:

1. Los alimentos integrales son de origen vegetal. De acuerdo con la nutricionista Vera Amanda Solís, se les llama integrales porque mantienen "íntegra la cáscara y el germen de la semilla, que es donde se aloja la mayor cantidad de nutrientes y la fibra". El arroz blanco, el pan de harina blanca, las pastas y otros alimentos procesados eliminan dicha capa, por lo que su consumo no aporta suficientes nutrientes al organismo.

2. Los alimentos integrales no solo son ricos en fibra, sino también que ayudan a una absorción lenta de las demás comidas por los hidratos de carbono que poseen. Al tener ese efecto de saciedad, contribuye a comer menos. 

3. Además de los alimentos integrales, la fibra se encuentra "en las frutas, vegetales e inclusive en nuestros frijoles", destaca la nutricionista Solís.

4. Los cereales como la cebada, el centeno, la avena y el maíz no son los únicos alimentos integrales. También son parte de este grupo las lentejas, los garbanzos, las arvejas y la soja. Como explicaba la dietista Vera Amanda Solís, se denomina alimentos integrales a los que se encuentran en su estado más puro antes de ser refinados, ya sea por congelación, deshidratación, extracción o envasado, lo cual reduce en 80% el valor nutritivo.

5. La fibra en los alimentos integrales no contribuye a una rápida pérdida de peso, puesto que dicho componente no tiene valor calórico ni nutricional. Eso sí, son esenciales en la dieta porque ayudan en la digestión.  Cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno son excelentes para la salud del estómago. 

6. El consumo diario de cereales integrales, según la Fundación Española del Corazón, es de al menos 50 gramos. “Comiendo suficientes frijoles, vegetales de hoja como la espinaca, la remolacha o la zanahoria, al igual que frutas de temporada, seguro que alcanzamos lo recomendado", expresa Solís. 

7. Otro de los beneficios de los alimentos integrales es que regulan el ritmo intestinal, evitan el estreñimiento, disminuyen el riesgo de enfermedades vasculares, otorgan una mayor longevidad a nuestro cuerpo, además de ejercer una función protectora. 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus