•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una situación muy difícil para la autoestima de una mujer es sufrir de acné, pues los molestos granos conocidos como espinillas en la mayoría de los casos suelen dejar marcas que la acompañan por el resto de la vida. Como cualquier tipo de cicatrices, las marcas de acné nunca desaparecen por completo; sin embargo, es posible reducir su tamaño, color y apariencia en general hasta volverlas imperceptibles. La mejor arma contra este problema es la prevención, refiere la doctora Karla Ortiz, dermatóloga.

Pero, ¿por qué aparecen las marcas de acné? Según Ortiz, tal condición puede originarse de varias maneras, pero la principal razón es la obstrucción de los poros por grasa y células muertas, lo cual conduce a la acumulación de sebo y bacterias, que provoca una infección y en consecuencia, la aparición de acné. Ahora bien, para recuperarse del daño en la dermis (la capa de la piel donde se originan las células nuevas), el cuerpo crea nuevas fibras de colágeno, cuya reparación celular tiene como resultado una cicatriz y, por lo tanto, las indeseables marcas de acné.

Tratamiento

El primer paso es seguir un tratamiento tan pronto como aparezcan los granos, para prevenir que empeore. Es muy importante tomar en cuenta que el problema debe ser controlado antes de intentar hacer algo contra las cicatrices y que, entre menos severo sea, menores van a ser las probabilidades de tener cicatrices a largo plazo. Así, las opciones para combatir las marcas van desde lo natural, como aplicar vinagre o jugo de limón, hasta procedimientos más agresivos, como la dermoabrasión. En ambos casos, es fundamental ser muy paciente y consultar previamente a un médico dermatólogo, exhorta la doctora.

Prevención

Entre menos brotes, menor es el riesgo de marcas, dice Ortiz. Por ello la clave es tomar medidas para controlar el acné. Independientemente del tratamiento recomendado por un dermatólogo, hay algunos consejos adicionales que podés seguir por tu cuenta para controlar la situación, entre ellos: limpiar tu cara dos veces al día y después de sudar, porque el sudor puede empeorar los brotes. También es aconsejable que utilicés un producto suave formulado con ingredientes como Dermaflux, que te ayude a mantener la piel hidratada. De igual forma, tenés que ser gentil con tu rostro, pues limpiar no significa restregar con fuerza; de ese modo solo vas a lograr irritarte. Usá tus manos y lavate con agua tibia.

Entre otros cuidados, la especialista aconseja lavar el cabello con frecuencia, sobre todo si tiende más a ser grasoso que seco. De igual forma, hay que procurar mantener las manos alejadas del rostro, pues el contacto con la suciedad y con aceites naturales puede desencadenar un brote. Cuando haya que salir a la calle, hay que tener especial cuidado con los rayos del sol, no usar protección solar puede agravar las delicadas condiciones en las que se encuentra la piel.

Consejo

La doctora sugiere que no hay que tocarse ni exprimirse los barros si se quiere evitar secuelas de marcas en el rostro; hacerlo solo puede provocarte lesiones o inflamaciones. Y es que exprimir un grano estimula que el pus y las bacterias penetren más profundamente, generando un círculo vicioso de más acné. La mayoría de las veces las manchas rojizas o marrones se desvanecen solas con el tiempo, aunque puede tomar hasta 12 meses o más.

  • 30 años en adelante, el acné tiende a ser menos severo, porque las personas se cuidan más.
  • 85 por ciento de las personas entre los 12 y 24 años generalmente padecen de acné.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus