•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al momento de encarar un tratamiento de ortodoncia las dudas son un montón: ¿duele?, ¿me quedarán bien?, ¿cuánto tiempo dura?, ¿me va a cambiar la cara? Y es que, ponerse los aparatos (frenillos), no es una condición fácil de llevar en la dentadura, aunque por suerte, cada vez hay más opciones pensadas para las personas que buscan una sonrisa perfecta. Según expone el sitio Ohlalá! en su página web, actualmente la ortodoncia no depende solo de la edad del paciente, sino también de la pieza dentaria y del sostén óseo periodontal.

Así, la ortodoncia se recomienda en todos aquellos casos en donde se observe que no solo hay una mala posición dentaria con deterioro de la estética en el hablar y sonreír, sino también en aquellos casos con disfunción oclusal (morder mal) que puede conducir a trastornos articulares temporomandibulares, así como también en los casos de enfermedad gingival o periodontal que sean en general provocadas por apiñamiento dental severo o dispersión dental (dientes muy juntos o muy separados).

Tratamientos

En el siglo XXI existen numerosos tipos de tratamientos ortodóncicos, y son muchas las técnicas utilizadas, aprobadas y eficaces. Lo que no existe es una técnica universal que pueda ser utilizada en todos los casos y en todas las personas. 

Según expertos que colaboran con el sitio, los tratamientos pueden ser funcionales o mecánicos, por lo que pueden utilizar aparatología fija o movible. La fija puede utilizar elementos metálicos o cosméticos (brackets y arcos del color del diente). La movible puede ser de color (según el tipo de aparato) o absolutamente transparente, invisible, denominada alineadores (aligners) y realizada con tecnología cibernética (sin brackets ni arcos) en laboratorios especiales, agregan los odontólogos. Por su parte, la ortodoncia fija puede ser instalada por dentro en la parte lingual en el palatino del diente, o por afuera en el vestibular del diente. Los aparatos Aligners se ubican sobre toda la arcada dental y se retiran solo para comer.

Los tratamientos pueden durar entre ocho meses y dos años, y dependen de la complejidad del trabajo a realizar. En la actualidad se ha estado investigando mucho para acelerar el movimiento dentario y poder así reducir el tiempo de tratamiento. En general, el tiempo depende de la biología, del paciente, de la capacidad del operador y del cumplimiento de ambos frente a la problemática a resolver según las metas propuestas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus