•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para algunas mujeres, la palabra azúcar y el sabor gustoso de ésta en los alimentos y bebidas, es la mayor tentación que se puede cruzar en su camino cuando se trata de bajar peso. Y es que, una encuesta realizada por el sitio Women´s Health reflejó que a la mayoría de las mujeres les pasa que cuando van al súper no pueden evitar ver algún postre dulce que les llame la atención y que en el fondo sientan que éste les dice: ¡Cómprame! Además, agregaron que cuando van a un restaurante, no pueden evitar pedir después de la comida un rico postre. Sin embargo, pese a los deseos involuntarios que ellas sientan tales tentaciones, nutriólogos de la prestigiosa revista, afirman que no hay por qué privarse de las maravillas del dulce, pues en la dieta todo se trata de una cuestión de equilibrio.

No obstante, es verdad que hay que mantener a raya el azúcar si querés perder unos kilos, aunque es importante que tengás en cuenta que las frutas y algunas verduras contienen azúcar de forma natural, lo cual podría ser un buen sustituyente del azúcar que en cambio hay que agregarle a otros alimentos. Entonces, para llevar una adecuada dieta, hay una serie de hábitos que te pueden ayudar. Tomá nota y no le des la espalda a un momento dulce, según nos indica la revista Women´s Health.

Azúcar natural

Tenés que tener muy en cuenta que tu gran enemigo no es el azúcar en general, sino los azúcares añadidos en particular. Para que te hagás una idea, el plátano contiene más azúcar que una dona, pero la diferencia es que éste es completamente natural y además el plátano contiene otros nutrientes como puede ser la fibra. Así que, pensá que muchas frutas azucaradas también son ricas en proteínas.

Equilibrio perfecto

Es muy importante poner en la balanza el valor nutricional. Por eso, mantené un equilibrio entre el consumo de azúcar con el de proteínas, fibra y grasas naturales. Estos tres nutrientes, ralentizan su absorción en la sangre. Así, vas a mantener tu nivel de energía estable y te va a ayudar a sentirte más satisfecha después de haber comido.

Por otro lado, con respecto a si consumir azúcar antes o después del ejercicio, los nutricionistas aclaran que el azúcar presente en los carbohidratos refinados, como el pan blanco y la pasta, pueden proporcionarte fuerza para darle duro a los entrenamientos. Y en el caso de que hayás caído en las redes de algún pastelito, no pasa nada, porque esto es más bien un motivo más para que salgás a hacer ejercicio. Además investigadores de la Universidad de Siracusa señalan que si se completa una sesión de entrenamiento de pesas, en el caso de las mujeres, éstas logran reducir los efectos de las comidas azucaradas en la sangre hasta en15 por ciento durante unas 12 horas.

Azúcar y café es mejor en la distancia, dicen los nutricionistas. La cafeína puede inhibir la capacidad del cuerpo para procesar el consumo de azúcar. Por eso, la recomendación es que prescindás de esas cucharaditas de azúcar cuando te preparés una taza de café. Lo ideal es que te aliés con canela, incluso con alimentos que ya de por sí son dulces, porque esto te ayuda a reducir la cantidad de azúcar en sangre.

Así que ya sabés, como decía Celia Cruz: ¡Azúcar!

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus