•  |
  •  |
  • Edición Impresa

De suave hablar y serena mirada, la doctora Yesenia López  no parece sentir el trajín que supone  una jornada laboral que empieza a las 7 de la mañana y termina a las 5 de la tarde atendiendo pacientes con todo tipo de enfermedades, principalmente pulmonares.  

Yesenia del Carmen López Arteaga nació en la tierra del quesillo, Nagarote,  desde niña siempre soñó que cuando fuera grande iba a ser doctora, por eso cuando se bachilleró  entró a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-LEÓN, donde estudió medicina general y allí mismo hizo la especialidad de medicina interna. Luego viajó a  México, donde estudió la subespecialidad de neumología en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias.

Después de varios años dando sus servicios en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales de León, la doctora empezó a trabajar en el área privada y desde el año 2010, labora en el Hospital Salud Integral, donde atiende  pacientes con todo tipo de problemas pulmonares y otras enfermedades en adultos jóvenes y mayores.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes que atiende en su consulta?

Aquí atiendo pacientes con problemas pulmonares crónicos, que se llama EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) provocada por tabaquismo, que produce enfisema pulmonar y destruye el pulmón, problemas provocados por el humo y cocinar con leña, esto produce bronquitis crónica, asma bronquial; enfermedades laborales  de personas expuestas al polvo de minas, cemento, aserrín de los talleres de ebanistería, fibrosis pulmonar y otras enfermedades.

¿Cuáles son las principales complicaciones de estas enfermedades?

Las neumonías se pueden complicar, pero si se detectan a tiempo mejoran rápido, pero a veces se tiene que hospitalizar al paciente, sobre todo si son mayores o personas que tienen enfermedades crónicas como diabetes, problemas cardiacos, porque pueden tener neumonía severa  que los puede llevar a cuidados intensivo, con altas posibilidades de muerte.

Otra complicación que pueden tener los pacientes con fibrosis pulmonar es que es una enfermedad que avanza paulatinamente y que tiene un periodo de vida de entre 3 a 5 años: el pulmón se va destruyendo y no hay los medicamentos para mejorarlo.

También está el cáncer de pulmón, la asbestosis, que afecta a los albañiles, la silicosis por sílice, al que se exponen los que trabajan en las minas, etc.  

¿Qué satisfacción le ha dado esta profesión?

La satisfacción de poder ayudar a muchas personas. Triste me siento cuando no logro poderles ayudar, porque la enfermedad está muy avanzada y no hay la respuesta que esperamos.

¿Qué metas tiene para el futuro?

Tengo varios propósitos, me gustaría sacar otros posgrados sobre la misma especialidad, que pueda ayudar un poco más, por ejemplo Broncocospia,  para mejorar la calidad de vida a los pacientes con cáncer, eso todavía no lo tenemos en Nicaragua, pero es algo a largo plazo, porque hay que buscardonde hacerle, el financiamiento, etc, es algo que me gustaría hacer más adelante.

¿Cuál considera que es su mayor virtud?

Tal vez, es que sé escuchar a las personas y eso creo que le ayuda  mucho a  las personas, que las escuchen, porque muchos se quejan de que van y nadie les  pone atención. Yo sí soy de las personas que escucha.

¿Su mayor defecto?

A veces el estrés al que se somete uno, como que lo desespera, pero soy bastante paciente, no soy explosiva lo he sabido dominar, eso sí, me estreso bastante, porque soy una persona que me gusta ser bastante cumplida, entonces cuando las cosas se me mueven de los espacios me causa mucho estrés.

De forma breve ¿cómo se define usted?

Soy de las personas que piensa que uno tiene que tratar a los demás como a uno le gustaría que lo trataran, entonces trato de hacerlo con todas las personas.

¿A qué personaje de la historia admira?

La única persona que yo he admirado en la historia es Jesucristo, que es el mayor signo de amor y entrega que se ha visto, que dio la vida por nosotros y que nos sigue redimiendo, de allí no tengo ningún otro que me inspire.

¿Cuáles serían sus vacaciones ideales?

Un sueño que tengo es conocer Tierra Santa, conocer esas áreas, ir al Vaticano, es algo caro y requiere de tiempo, pero vamos a ver, pienso que alguna vez voy a tener el chance de hacerlo.

Entre otras profesiones, ¿cómo valora la carrera de medicina?

Es una carrera bien demandante, cansada, bastante comprometida y a veces poco comprendida, porque muchas veces a las personas se les olvida que el médico es un ser humano y que igual tiene problemas sentimentales, familiares, económicos y a pesar de eso hace su trabajo. Muchas veces se critica que tal vez ven a un médico haciendo turno que se está durmiendo, pero no saben cuántos días esa persona lleva sin dormir ni qué duro estuvo su trabajo ese día y si se está durmiendo es porque ya no aguanta, no es porque sea un haragán algunas veces llegan tarde porque se enfermó su mamá, su hijo y eso nadie lo sabe, por eso pienso que es un poco incomprendido el médico, lo mismo pasa con el enfermero y todo el personal de salud.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus