•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mango es una de esas frutas que se puede disfrutar por su contenido carnoso y que generalmente se encuentra en los supermercados o mercados municipales a precios favorables. Existen muchos tipos de mango que varían tanto en color, sabor, forma e incluso en el tamaño de la semilla. Hay mangos verdes, rojos, amarillos o naranjas pero todos tienen en común que la parte carnosa de la fruta es de un tono amarillo dorado. Gracias a su sabor dulce y cremoso es una de las frutas más consumidas en el mundo y según destaca la doctora Karla García, médico general, contiene más de 20 vitaminas y minerales que nos benefician en varios aspectos, que mencionaremos a continuación.

Beneficios

Los riesgos para el desarrollo de asma son más bajos en las personas que consumen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de estos nutrientes es el betacaroteno, que se encuentra en el mango, la papaya, los albaricoques o el brócoli, explica la doctora. Por otro lado, gracias al antioxidante llamado zeaxantina, que se encuentra en esta fruta, se filtran los rayos de luz azul dañina, además que se cree que desempeña un papel protector en la salud de los ojos. A ello, hay que sumar que diversos estudios han demostrado que una mayor ingesta de todas las frutas en general, tres o más porciones al día, disminuye el riesgo de la degeneración macular asociada a la edad.

También, las dietas ricas en betacaroteno de igual forma pueden desempeñar un papel protector contra el cáncer de próstata, según señala la doctora haciendo referencia a un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, en el cual se demostró también que tiene una relación inversa con el desarrollo de cáncer de colon.

Entre otros beneficios, el consumo de mango está asociado a la salud ósea, porque esta fruta es rica en contenido de vitamina K, la cual es ideal para fortalecer los huesos, además que es importante para mejorar la absorción de calcio esencial para las estructuras óseas.

La fibra, el potasio y el contenido de vitaminas que tienen los mangos, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. La doctora señala que un aumento en la ingesta de potasio y una disminución del sodio son la combinación perfecta para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón. En otro punto, con esta fruta también resultan beneficiados la piel y el pelo, porque el mango tiene como aliado la vitamina A, un nutriente necesario para la producción del sebo que mantiene el cabello hidratado. De esta forma, la vitamina A también es necesaria para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluyendo la piel y el cabello.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus