•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque pueden presentar algunos síntomas similares, las infecciones vaginales por levaduras y la vaginosis bacteriana tienen causas diferentes de aparición, que a la vez demandan tratamientos distintos para su cura, afirma Sayda Sliet Rueda, especialista en ginecología, quien explica que si bien es cierto que existen remedios de venta libre para las infecciones por levaduras, la vaginosis bacteriana normalmente requiere de medicamentos con prescripción. No obstante, la doctora aclara que la vaginosis bacteriana y las infecciones por levaduras recaen dentro de la amplia categoría de infecciones vaginales llamadas vaginitis.

¿Qué es?

La especialista dice que la vaginosis bacteriana es resultado del crecimiento excesivo de uno o varios organismos que normalmente se encuentran presentes en la vagina. Las bacterias “buenas”, llamadas lactobacilos, generalmente superan en cantidad a las bacterias “malas”, llamadas anaerobios. Sin embargo, cuando las bacterias anaerobias se tornan muy numerosas, se altera el equilibrio natural de los microorganismos vaginales, produciéndose así la llamada vaginosis bacteriana. En este sentido una de las razones más comunes para el crecimiento excesivo de bacterias anaerobias son las duchas vaginales o sea los enjuagues de la vagina con agua y una sustancia limpiadora. En la mayoría de casos, éstas no son recomendables debido a que perturban el ambiente de la vagina y pueden conducir a la vaginosis bacteriana, así como a otros tipos de vaginitis, tales como infecciones vaginales por levaduras.

La diferencia 

La infección vaginal por levaduras es consecuencia de un hongo, llamado cándida, que también es un microorganismo normalmente presente en la vagina. La vagina contiene de forma natural una mezcla equilibrada de levaduras y bacterias. Las bacterias lactobacilos producen ácido, lo que disuade el crecimiento excesivo de levaduras en la vagina. Sin embargo, cuando se altera el equilibrio entre ambas, puede conducir al crecimiento excesivo de levaduras. Las mujeres que toman pastillas anticonceptivas con estrógeno, las que están embarazadas, aquellas con diabetes descontrolada y quienes tienen debilitado el sistema inmunitario, son las más propensas a contraer infecciones por levaduras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus