Rosmalia Ann González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No dejás el celular descansar ni cuando vas al baño, el basurero lo tenés hasta la “coronilla” de cigarros y abusás del café en el trabajo ¡preocupate!  Estás frente a un mal hábito, que además de consumir valiosos minutos de tu tiempo, le hace mal a tu salud. Por ello te presentamos algunas formas de liberarte de esas acciones que te tienen encadenado y no te permiten conseguir un mejor estilo de vida. 

Fumar: Con frecuencia los fumadores dicen: “No me digás por qué debo dejar de fumar, mejor decime cómo”. Aunque no existe una manera correcta para dejar de hacerlo, sí existen una serie de pasos para eliminar el hábito. De acuerdo con el sitio Cancerorg, primero debés tomar la decisión, algo que debés hacerlo sin ser empujado por nadie. 

El compromiso real podés hacerlo consultandote a vos mismo si estás listo para hacer un intento serio de dejar de fumar o si has conocido a alguien que haya tenido problemas de salud debido a este mal hábito. Luego, debés fijar una fecha para y establecer un plan. Si escogés un día muy lejano, esto te dará tiempo para pensar y cambiar de opinión, sin embargo, podés escoger una fecha que tenga un significado especial, tal como un cumpleaños o un aniversario. 

Una vez que hayas escogido la fecha, debés  poner el marcha el plan, que incluye comunicar a tus amigos y familiares que lo dejarás de hacer, para que ellos sean un soporte en esos momentos que creés que tomaste una mala decisión, deshacerte de todos los cigarrillos y ceniceros que tenés en tu ambiente y tener disponible sustitutos orales, tales como goma de mascar, trozos de zanahorias y palitos de canela. 

Cuando te vayas despojando del mal hábito notarás que irás presentando síntomas comunes de la abstinencia, físicos como mentales. Estos pueden tentarte a volver a fumar, sin embargo, debés pensar por qué  fue que tomaste la decisión, aparte de hacer hábitos que te reduzcan el estrés.

Conexión peligrosa

Está hiperconectado: Vas al baño con el celular, estás comiendo y revisando el celular y antes de dormir revisás las notificaciones de Facebook. Este vicio ha sido clasificado como una enfermedad conocida como nomofobia que consiste en tener todo el tiempo el celular en la mano, sintiendo pánico si lo dejás olvidado en algún lado. Si superás el mal hábito, además de ahorrar dinero buscando recargas, disfrutarás más de la vida real con las personas que tenés al frente. 

Una de las formas para lograr ser libre es eliminar el plan de internet ilimitado, ya que es un arma de doble filo que te permitirá estar todo el día metido en internet, en cambio, si tenés una cantidad reducida de megas, serás más moderado en tu navegación. Este gran paso te hará sentir asfixiado al no poder revisar cada dos minutos las redes, pero al poco tiempo te darás cuenta que no pasa nada, que el mundo sigue. De la misma forma tenés que empezar a borrar esas aplicaciones que te consumen tiempo, tales como Facebook, Twitter e Instagram, ya que si no las tenés instaladas, te dará pereza entrar a la versión web. Por último, no llevés cargador portátil a cada lugar donde vayás.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus