•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Morderse las uñas es una mala costumbre que muchos toman durante la infancia, pero que llegan a arrastrar hasta la adultez, debido a que les resulta un hábito muy difícil de dejar. En las personas mayores esta manía podría estar asociada a casos de estrés o a impulsos obsesivos compulsivos, manifiesta Karla García, médico general. Su nombre científico es conocido como onicofagia y es una manía que afecta al 5 por ciento de los adultos a nivel mundial.  

“Quienes se muerden las uñas tienen una mayor posibilidad de contagiarse de enfermedades, ya que todo germen que haya llegado a sus manos va directamente a su boca”, indica García. Asimismo, estas personas suelen desarrollar paroniquias, también conocidas como panadizos, que son unas heridas infecciosas alrededor de la uña, que pueden ser dolorosas y requerir de atención médica; por eso aquí te brindamos un número de razones por las que no hay que comerse las uñas.

1. No crecen
Si se muerde la uña lo suficientemente hondo, las próximas uñas a salir no van a tener piel de dónde agarrarse y, por lo tanto, se podrían caer. Este proceso es irreversible.

2. Envenenamiento
La mayoría de los esmaltes de uña contienen formaldehído que es una sustancia bactericida que es usada para embalsamar cadáveres y que es tóxica para los seres humanos.

3. Bruxismo
Hay miles de casos en que morderse las uñas ha provocado fractura y pérdidas de piezas dentales e incluso el desplazamiento de los dientes.

4. Mal aliento
En la boca habitan muchas bacterias de forma natural, pero al llevar los dedos a la boca aumentan considerablemente su número, causando un mal olor.

5. Infección genital
Las manos están en contacto con los órganos sexuales. Existen casos de lesiones en los genitales, ampollas y herpes debido a la transferencia de bacterias desde los dedos.

6. Heridas
Al comerse las uñas también se muerde la piel que las rodea y esto puede causar una infección aguda de paroniquia, que crea bolsas de pus alrededor de ellas.

7. Gérmenes
Las manos son utilizadas a diario para un sinnúmero de actividades por lo cual están llenas de bacterias, hongos y levaduras.

8. Gingivitis
Un estudio reveló que un niño sufría gingivitis debajo de uno de sus dientes; años después descubrió que tenía seis trozos de uñas debajo de la encía adheridas a su diente. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus