•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Hablar dos idiomas es ventajoso para su vida laboral y para su cerebro. Así está demostrado últimamente, ya que esto supone mejoras importantes tanto para la memoria como para la atención. 

“Aunque la evidencia en el estudio de las diferencias entre los cerebros bilingües y monolingües es aún limitada, se ha demostrado que los primeros tienen mayor activación en el giro inferior frontal izquierdo lo que se involucra en el procesamiento del lenguaje, y que, a diferencia de los monolingües, usan esta misma área cerebral para otras actividades que requieren habilidades de flexibilidad cognitiva”, dice Itzel Orduña, doctora en Neurociencias a la agencia de noticias EFE. 

Esto último quiere decir que las personas bilingües practican la flexibilidad de su conocimiento al decidir cuál lengua hablar de acuerdo con el contexto en que se encuentran, habilidades que también aplican a la capacidad de adaptarse a los cambios de manera fácil y procesar información de modo más eficiente. 

La especialista agrega que se han encontrado diferencias en las regiones cerebrales, ya que quienes conversan en dos idiomas tienen una mayor cantidad de neuronas, además que el bilingüismo podría tener un efecto de protección contra el deterioro cerebral que ocurre naturalmente con la edad. 

Así, el ser bilingüe  proporciona ciertas ventajas,  particularmente en relación a la “función ejecutiva”, un término que se refiere a un conjunto de habilidades que permiten  organizar y planear la conducta. “Se cree que estas habilidades, que incluyen procesos como la atención selectiva, la memoria de trabajo, y la capacidad de inhibir y seleccionar información y nuestras acciones, permiten una mayor flexibilidad cognitiva, que involucra la capacidad para adaptarse a cambios y procesar información de manera eficiente y adaptativa”, expresa Orduña. Lo bueno, destaca la especialista, es que las habilidades cambian y mejoran a lo largo de la vida. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus