•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es inevitable relacionar a las zanahorias con los conejos. La escena más conocida es la de Bugs Bunny acostado tranquilamente comiendo zanahorias, una hortaliza que según los médicos tiene innumerables beneficios en quienes los consumen, por su gran aporte de fibra y otros nutrientes. 

Quizás, en aquellos tiempos este dibujo animado estaba dándole un sano consejo a sus espectadores, una afirmación sostenida por los especialistas, quienes afirman que todo lo bueno de la zanahoria nace del betacaroteno, rico en vitamina A, encargado de fortalecer el crecimiento y desarrollo de la persona, además del beneficio que adquiere la piel al consumirla. 

Entre los otros muchos beneficios en la piel se enlista que esta hortaliza contiene una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a prevenir la aparición de signos de envejecimiento, al mismo tiempo que es saludable para tratar el acné por su capacidad de nutrir la piel y absorber las impurezas. 

Anticancerígeno 

Un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que las zanahorias son uno de los alimentos con propiedades para prevenir algunos tipos de cáncer, como el de mama, páncreas y pulmón. También que su consumo ayuda a proteger las arterias, el sistema inmunológico y combate las infecciones.

Lo bueno de todo es que esta hortaliza puede incorporarse a la dieta de diferentes maneras, tales como ensaladas, jugos y otros platos más sofisticados. Entre las formas más simples de consumirla es llevando un recipiente con trozos de zanahoria, lo que hará que haya que masticar más, brindándole al cuerpo una sensación de saciedad que no lo hará buscar de qué alimentarse entre las comidas, tomando en cuenta que siempre es mejor comerla cocida antes que cruda, ya que químicamente es más absorbible. 

Antes de salir de tu casa podés prepararte un jugo de zanahoria y combinarla con otras frutas, manzanas o uvas, que  te permitirá darle otro sabor y hacerla mucho más atractiva. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus