•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 70% de las mujeres en el mundo sienten náuseas durante los primeros tres meses del embarazo, un síntoma que podría explicarse por el incremento de la hormona gonadotropina coriónica, que aumenta la sensibilidad hacia olores y sabores, y la progesterona, que relaja la musculatura del tracto digestivo, dando lugar a digestiones más pesadas, cuyos efectos son completamente tratables.

Como parte de los remedios caseros para las naúseas se encuentra el jengibre, de quien dicen que es más efectivo que los remedios convencionales que venden en  las farmacias. Podés tomar té de jengibre, comer pan o las clásicas galletitas de jengibre o cualquier otra presentación. Su efectividad radica en bloquear los receptores de la serotonina, responsable de las náuseas, además promueve el flujo sanguíneo en el sistema digestivo, por lo que ayuda a reducir los síntomas de los mareos. 

Otro remedio natural muy recomendado es preparar un té de clavo de olor en polvo. Para ello podés preparar una taza con una cucharadita de polvo de clavo de olor, luego colocalo en un vaso de agua hirviendo, colalo y bebe la preparación. 

Igualmente, debés de seguir una serie de recomendaciones tales como ajustar la dieta,  puesto que en casos leves de náuseas del embarazo, es recomendable tomar pequeñas porciones de alimento en intervalos cortos, modificando lo que comemos para que cada comida sea más ligera, con abundancia de proteínas, frutas y verduras, y dejando de lado los alimentos ricos en grasas. Los doctores también indican que es necesario elevar el consumo de zinc, mediante la ingesta de plátanos, cereales integrales o legumbres. 

Así también debés evitar los olores desagradables, especialmente en lo que concierne a los alimentos con olores fuertes, ya que acentúan los mareos y las náuseas. También es importante acordarse de ventilar las habitaciones a diario, especialmente la cocina.

Por último, relajate, tomándote tu tiempo para levantarte de la cama y  aprovechando  para descansar 15 minutos antes de ponerte en pie y come dos o tres galletas antes incluso de plantar el pie en el suelo. Dormí lo suficiente por la noche, y tómate una pequeña siesta si estás cansada durante el día.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus