•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La medicina llegó a sus manos cuando aún era un pequeño. El homeópata Juan Diego Pérez recuerda que a sus 10 años, un señor pariente de su mamá que manejaba un bus se encontró un libro de medicina en el vehículo que alguien dejó olvidado, y desde  ese momento hasta su adultez nunca se lo “despegó” y fue así que le entró el amor por las ciencias, aunque expresa que en algún momento quiso ser ingeniero. No obstante, también fue técnico en dibujo arquitectónico. 

En 1989 tuvo que desplazarse con su familia a Costa Rica donde estudió la secundaria y universidad. En el 2000 regresó a Nicaragua  donde estableció su clínica. Se casó, tiene una hija de 14 años a quien nunca ha vacunado, y tiene sus razones que detalla en esta entrevista. También tiene una pequeña de dos meses, y esta es su reseña: 

¿Cómo transcurrió su infancia?

Fui un niño feliz, nací en Masaya, de una familia humilde y trabajadora.  Mi papá era chofer, mi abuelita vendía refrescos tradicionales en San jerónimo, tradición que mi mamá aún continúa. Por cuestiones económicas en la década de los 80 tuvimos que trasladarnos a Costa Rica, ahí estudié parte de mi secundaria y la secundaria donde estudié homeopatía, aunque en realidad lo que quería era ser ingeniero mecánico.  Lo que pasó es que hice el examen en la universidad pública y lo pasé pero como en ese tiempo le daban más importancia a los nacionales tuve que buscar otras opciones, fue así como ingresé a una universidad privada y opté por medicina. 

Me gustó mucho también porque vi la opción que podía trabajar desde mi casa y como una persona que había sido desplazada a vivir a otro país por motivos de la guerra ya no quería atravesar más por eso. Un trabajo de ingeniero hace que uno ande de arriba abajo, por eso yo adoro mi trabajo, me permite estar con mi familia,  es lo que yo  siempre he deseado. 

¿En qué consiste la homeopatía? 

Es una rama de la medicina integrativa, antes  llamada complementaria,  que se encarga de optimizar los propios recursos del cuerpo para que se defienda correctamente.

¿Cuál es la diferencia entre la medicina natural y la homeopatía?

La medicina natural ocupa plantas y otros métodos que van con principios activos, es decir tiene presencia química en sus compuestos, en cambio, la homeopatía es otro tipo de estímulos biofísicos, eso hace que el cuerpo reciba la medicina sin  dejar rastros tóxicos. 

¿Cuál es el principal consejo que le da a sus pacientes?

Son dos cosas: Que cultiven su espíritu y aprenda a comer correctamente. La persona tiene que aprender a conocerse, a vivir, por ejemplo, en esta temporada donde aparecen tantos productos nuevos toda la gente quiere correr a comprarlos, eso no es un índice de felicidad, sino más bien es un indicador que te hace falta algo y lo querés llenar de forma material. 

Algún caso que le haya impactado

Recuerdo que hace muy poco traté a una persona que tenía cáncer de lengua invasivo, pero con la homeopatía y la dieta correcta a la vuelta de tres años se curó. 

¿Cuáles son sus planes? 

Estoy con la inquietud a ver si existe la posibilidad de entrar a la academia mundial de homeopatía, que es un estudio que se hace en Grecia y la dirige un premio Nobel alternativo, o si no existe la otra opción de hacer una especialidad en higienismo vital, que resumido vendría siendo como “el arte de vivir”, porque aprendés cómo cuidarte integralmente, incluyendo cómo vivir y comer correctamente.

Orgulloso

Juan Diego Pérez
Médico homeópata
Edad: 42 años

Pérez se llevó una sorpresa cuando su hija de 14 años, Naomi, le dijo que quería estudiar medicina. “Me comentó que quería ser homeópata como su papá”,  expresa contento. Agrega: “Mi hija nunca ha sido vacunada, todo ha sido con homeopatía, así nos curamos. Recordemos que las vacunas tienen tanto sus ventajas como sus desventajas, ya que algunas de ellas cuentan con preservantes de mercurio y causan daños al sistema nervioso, desarrollando en los pequeños trastornos neurológicos. Increíblemente mi hija solo se ha enfermado dos veces, pero eso sí, tiene una vida muy saludable”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus