Paula Andrea Arce de Chamorro
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los excesos y los extras con las comidas y las bebidas han estado presentes durante estas fiestas de fin de año,  sin embargo, en esta semana debemos reflexionar y evaluar los logros del 2015 y establecer las metas para el 2016.

Te recomiendo hacer esta reflexión por escrito, una columna para los logros alcanzados y otra para los propósitos de año nuevo. Dentro de los aspectos que debés vigilar está lo relacionado a cómo nos cuidamos, queremos y preocupamos por la salud y bienestar físico y  emocional.

Lo importante es establecer unos nuevos hábitos para llevar una vida más saludable. Luego de las fiestas una “limpieza” es necesaria. Te sugiero lo siguiente:

LIMPIEZA DE LA COCINA:

Aprovecha y en estos días de vacaciones saca todo lo que haya en tu despensa que no sea sano, es decir los chips , gaseosas, jamones, embutidos, enlatados y sobras de la comida de diciembre. Remodela tu lista del supermercado asegurando que los vegetales, frutas, productos integrales, aceites sanos estén incluidos en esta. Aprovecha estos días de vacaciones para visitar los lugares de productos saludables o la sección de las tiendas en donde estos se encuentran de manera que puedas chequearlos y ver si es adecuado incluirlos en tu menú del 2016.  

LIMPIEZA DE LAS CREENCIAS:

Tener un estilo de vida saludable no es un lujo y tampoco es cosa de enfermos.  Es una forma de vivir y generar hábitos que permitan que nuestro organismo esté cada vez más saludable. Por tanto si te querés lo suficiente estos cambios hay que comenzar a establecerlos.
Todo esto implica modificar lo que se compra, la forma de prepararlo, adecuar un menú familiar, entre otros.
Cuando estás convencida de que nuevas costumbres son sanas para la familia y para vos misma lucharás por modificar los malos hábitos y sabrás que vale la pena el esfuerzo.

LIMPIEZA DEL CUERPO:

Luego de un periodo de fiestas te recomiendo establecer unos 2 a tres días de limpieza corporal, la puedes hacer así:
Incluye 12 vasos de agua en el día, uno antes de cada comida con 1 cucharada de linaza molida o chía remojada en ella previamente y 1 taza de té caliente de manzanilla, canela o menta luego de cada comida .

Desayunar con un batido de leche descremada o de almendra con 1 taza de frutas y 3 cucharadas de avena en hojuelas y 1 cucharadita de azúcar o sobre de edulcorante.
Merienda de la mañana: y la tarde  1 manzana verde

Almuerzo: filete de pescado o pechuga de pollo a la plancha o al vapor con 1 papa cocida con cáscara, vegetales y ensalada abundantes.

Cena: Ensalada con ½ pechuga de pollo a la plancha en cuadritos con lechuga, tomate, brócoli, coliflor al vapor y aceite de oliva, limón, sal y pimienta. (Podés incluir 1 paquete de galletas de soda para acompañar.)

Que el 2016 sea el inicio de una vida más saludable.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus