•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lidia Alvarado Rivas es  la encargada de vigilar el órgano más grande del cuerpo: la piel. En el 2008 ingresó al hospital Dermatológico para especializarse y le impactó ver cómo el centro se llenaba, y al ver también cómo todos sus pacientes le agradecían cuando ya estaban curados.

Ella asegura que el médico, más que ser un sanador físico, tiene que ser un consejero integral, capaz de determinar que la enfermedad  va más allá que una dolencia física, sino también un problema psicológico, que se debe atacar para que la dolencia mejore.

En sus años de estudio, ¿cuáles fueron los casos que más le llamaron la atención?

El cáncer de piel es una de las enfermedades de las que menos se habla, y la más frecuente, ya que corresponde al cuarto motivo de consulta en el hospital. Si usted se fija, siempre se habla del cáncer de matriz, de próstata, pero hay poca documentación que a la población le alerte acerca del cáncer de piel. También me llamó la atención el lupus y el vitíligo, comúnmente conocida como bienteveo.

¿Cuáles son los motivos de consulta de los adolescentes?

El acné y la caída de cabello. El segundo se produce usualmente a causa de estrés, problemas amorosos y shocks emocionales.

¿Los problemas dérmicos tienen connotaciones emocionales?

No lo dicen los libros, uno lo sabe en la práctica médica que las enfermedades de la piel tienen que ver con el estado emocional, incluso el paciente  puede estar con el mejor tratamiento, pero si este tiene un problema emocional de fondo nunca va  a mejorar, y eso lo podemos ver  en casos como la soriasis, el vitíligo. Al final, el médico debe siempre ser claro con quien está atendiendo,  si su estado emocional no mejora, su enfermedad tampoco lo va a hacer. Lo mismo pasa con las alergias, no es lo mismo tratar un paciente estresado a tratar a uno que tiene una vida más estable.

¿Qué signos en la piel suponen un problema en ella?

Pienso que a todo lunar nuevo debe de dársele seguimiento porque lamentablemente
el Sol de ahora no es el mismo de hace 5 años a causa del cambio climático. Quienes deben estar más pendientes son las personas de tez blanca y consultar con un especialista para que  determine si el lunar es benigno o sospechoso. Otro punto importante son los lunares de las palmas de las manos o los pies, ya que  el cáncer de piel se evidencia en esas zonas y son los lunares que menos les ponemos mente y ya llegan al dermatólogo cuando el lunar ha perforado. En tercer lugar, hay que prestarle especial atención a aquellos lunares que aumentan de tamaño,  que dejaron de ser planos o los que no tienen una forma definida.

¿Qué hábitos dañan la piel?

El cuido de la piel se tiene que hacer en varios pasos, utilizando jabones suaves, conocidos como dermolimpiadores, porque entre más jabones agresivos utilicemos le vamos quitando a la piel la propiedad de hidratarse y mantenerse tersa. Los mejores jabones son los que no tienen color, olor y tengan un componente hidratante. Asimismo, es necesario hidratar la piel, ya que son pocas las mujeres que utilizan crema, al igual que los niños o los adolescentes, todos ellos tienen esa mala costumbre, nadie le dice ponete esta crema. Una piel que no es hidratada es una piel reseca, más propensa a las manchas y alergias y más expuestas a otras enfermedades porque le quitás la textura.

Los bloqueadores deben entenderse que no solo deben ser utilizados para ir a la playa, sino más bien debe convertirse en algo de rutina, recordemos que el Sol de hoy no es el mismo de hace 20 años. Si mi trabajo es en la calle debo entender que el uso de bloqueadores debe ser algo estricto. Por último hay que recordar que las radiaciones, los televisores plasmas y las computadoras emiten más radiaciones en la piel.

Persiguió su sueño

Lidia Alvarado Rivas.
Edad: 38 años.

Viene de un hogar formado por dos maestros que hasta el día de hoy están juntos. Su infancia fue feliz y completa, donde no se le privó de nada importante. Tiene tres hermanos  y desde chiquita jugaba con estetoscopios y recetas.

Está orgullosa de ser la primera en la familia que estudia medicina. En la secundaria fue una alumna destacada para poder ingresar sin dificultades a la universidad.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus