Paula Andrea Arce de Chamorro
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La preparación de la entrada de nuestros hijos al colegio implica vigilar varios frentes: los útiles, libros, uniformes y La lonchera escolar.

Este tiempo de comida es tan importante como cualquier otro y por esto quiero compartir con ustedes algunos consejos.

Debés recordar que los padres orientamos a nuestros hijos para que desarrollen hábitos de vida saludables y por esto su alimentación debe ser impecable, pues determinará su salud en un futuro. Todos los nutrientes que los alimentos nos aportan tienen su función dentro del organismo, por tanto combinarlos en meriendas, lonchera y tiempos principales de comida es importante.

Tené en cuenta lo siguiente:

1. Comprá una lonchera adecuada:

Esta debe ser cómoda, con aislantes y compartimientos para calor o para frío. Los utensilios, empaques y termos deben ser amplios, de tamaño variado, que sean fáciles de abrir y de limpiar.

2. Planificá:

La lonchera debe ordenarse teniendo en cuenta sugerencias de los niños y nuestra orientación, de manera que ellos se sientan escuchados y guiados a establecer una nutrición saludable. Su participación y  la negociación hará que coman mejor. No olvidés que la comida saludable debe ser prioridad.

3. Limitá enviarles dinero:

Los niños no toman buenas decisiones cuando van a un bar escolar y menos si este es carente de opciones saludables. Llevar dinero al colegio debe ser algo muy ocasional y bajo la vigilancia de los padres, quienes asegurarán la calidad nutritiva de lo que comen los chicos.

4. Sacá tu creatividad:

A los niños hay que enamorarlos presentándoles la comida de forma apetitosa. Todo entra por los ojos.

5. Incluí bebidas sanas:

Priorizá el agua y frescos naturales con poca cantidad de azúcar,  evitá los jugos procesados, bebidas enlatadas y de cajitas, pues la mayoría son excesivamente dulces.

6. Dales energía:

Los niños requieren energía, por tanto incluye galletitas sin relleno, porciones pequeñas de cereal, palomitas, gallopinto, pancitos tostados con jalea o en sándwich , alguna repostería pequeña.

7. Asegurá las proteínas:

Se encuentran  en el huevo, yogurt queso, atún, pollo, carne, cerdo, todos puedes incluirlos en trozos pequeños con alguna salsa. Facilitarán su crecimiento y adecuado desarrollo, además les controla el hambre.

8. Incluí vitaminas y minerales:

Estos se encuentran en las frutas y en los vegetales, es importante idearse la manera de que los consuman al ir a clases.

9. Chequeá:

Es necesario revisar qué es lo que comieron o no en el colegio, así podrás hacer cambios para asegurar que consuman lo que llevan.

10. Extras ocasionales:

Una vez a la quincena o al mes podés introducir alguna golosina o platillo de su preferencia que si bien no es tan sano les gusta y así sentirán que no hay restricción.

Con la lonchera podés comenzar a fortalecer en tus hijos el ánimo y la conciencia de que nuestra salud depende de lo que comemos diariamente.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus