•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos nos hemos sonrojado alguna vez. Ya sea por timidez o molestia, es una cualidad del ser humano que nos permite demostrar emociones. Debés saber que, por lo general, las mujeres son más propensas a sonrojarse que los hombres, pero lo que los expertos no pueden explicarse es la función que cumple esta reacción.

Explicación

Según expertos en conducta humana que colaboran para el sitio web Entre Géneros, al momento de sonrojarnos se activa el sistema nervioso simpático, el mismo que rige la respuesta de lucha o huida; y comienza todo un proceso en cadena en el que el cuerpo libera adrenalina, que a su vez acelera la respiración y el ritmo cardiaco para así facilitar la huida del peligro. Pero eso no es todo,  porque además provoca la dilatación de los vasos sanguíneos, con el fin de mejorar el flujo de la sangre y el suministro de oxígeno. 

Cuando los capilares sanguíneos del rostro se expanden, producen un notable cambio de color en la piel, sobre todo en la tez blanca. Esto es algo que ocurre de manera natural e involuntaria y la ciencia no ha logrado encontrar la explicación a este fenómeno. Sonrojarnos en algunas oportunidades hace que nos avergoncemos más, pero hay que aprovechar el lado positivo de las cosas, pues expertos de la Universidad de Ámsterdam dicen que lejos de ser juzgados negativamente por los demás, el sonrojarnos nos puede ayudar a ser perdonados con mayor facilidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus