•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es verdad que en algunos casos las personas no tienen tiempo para hacer deporte y por ello optan por acciones más caseras, como subir por las escaleras en vez de usar el elevador o hacer la compra en bicicleta en lugar de ir en coche. En el caso de las labores domésticas, si bien nos pueden ayudar a quemar calorías, no pueden ser el único ejercicio o actividad que realicemos cada día o semana.

No es lo mismo ir al gimnasio media hora diaria que barrer la casa 30 minutos. Es que debemos esforzarnos mucho más para que los quehaceres sean realmente un beneficio para nuestro cuerpo.

El hacer las tareas del hogar no te volverá más delgada, necesitás hacer otras actividades para compensar. Y esto también incluye la jardinería y los arreglos en general de la casa (plomería, electricidad, etc). Entonces, los quehaceres no son una acción lo suficientemente intensa o global para ser considerados como ejercicio.

Rutina diaria del hogar para quemar calorías

Más allá de lo indicado anteriormente, las tareas del hogar pueden ayudarte para cumplir con una parte de las necesidades de ejercicio y movimiento que tu cuerpo requiere para verse más saludable. Así que, esa tampoco es una excusa para no querer hacer las labores domésticas. Podés quemar hasta 500 calorías en una jornada exhaustiva de limpieza, como por ejemplo, después de una mudanza o de una refacción.

Bailá cuando cocinés

Al preparar el almuerzo o la cena, sobre todo si no te gusta cocinar, podés aprovechar para disfrutar un poco de la música. Cocinar te lleva por lo menos media hora, donde debés estar en la misma posición de pie o como mucho buscando ingredientes en la nevera o los escaparates. Entonces, ¿qué mejor que poner las canciones que más te gusten y empezar a bailar? Mové todo el cuerpo mientras batís, cortás (ten cuidado con el cuchillo), amasás, etc. Podés quemar hasta 400 calorías si tenés que preparar la cena para tu familia e invitados.

Aumentá el ritmo de tus quehaceres

Cualquiera que sea la tarea doméstica que estés realizando, que sea más dinámico el movimiento. Desde fregar los platos a limpiar las ventanas, pasando un paño en los muebles o lavando el baño. También podés aprovechar a poner música movida y alegre para moverte al son del ritmo que estás escuchando.

1. Bailar

El baile es un ejercicio muy bueno para el corazón, además sube tu autoestima. Basta con bailar unos 30 minutos diario.

2. Pasos largos

Este ejercicio puede realizarse caminando con pasos largos alrededor de la casa. Te ayuda a tonificar las piernas.

3.  Levantamiento de pesas

Un par de botellas con agua pueden ayudarte a hacer levantamientos de pesas, más adelante podés incorporar más peso.

4. Cuclillas

Cuando estés sentada, ponete de pie y volvete a sentar lentamente y si podés con la espalda recta sería mucho mejor.

5. Trotar

Podés trotar en cualquier lugar de tu casa o hacer este ejercicio mientras ves la televisión o escuchás música.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus