Paula Andrea Arce de Chamorro
  •   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esto de contar calorías es una práctica utilizada sobre todo por aquellas personas que buscan bajar de peso o cuidar de él para mantenerlo y por esto desean conocer las calorías que ingieren en sus alimentos diariamente.

Antes era una tarea titánica que implicaba revisión de tablas de alimentos y un buen rato con una calculadora en mano. Actualmente, existen varias aplicaciones que se pueden descargar en los teléfonos inteligentes y que permiten ir introduciendo el tipo de alimentos que se consumen y al final del día o en el momento que se desee se conoce la cantidad de calorías que se consumen.

La utilidad de este conteo es variable de persona a persona, creo que lo más importante de este proceso es conocer la realidad calórica de los alimentos que consumimos y generar conciencia de nuestra ingesta. Con este método nos llevamos grandes sorpresas pues las calorías “no perdonan” y se encuentran en cantidades inesperadas en alimentos que ni nos imaginamos.

Lo más importante es poder calcular cuál es nuestro metabolismo basal, esto quiere decir cuántas calorías consume nuestro cuerpo mientras permanece en reposo. Para esto, se usan distintos tipos de fórmulas, personalmente hay una muy sencilla que le recomiendo:

Metabolismo basal para mujeres: 0.9 caloría X peso en kilos X 24 horas

Metabolismo basal para hombres: 1 Caloría X peso en kilos X 24 horas

Teniendo en cuenta el metabolismo basal, debemos ajustar según la actividad física que realicemos de la siguiente manera:

Sedentario (poco o nada ejercicio): Metabolismo Basal  x 1.2

Levemente activo (ejercicios livianos, deporte 1-3 veces por semana): Metabolismo Basal x 1.375

Moderadamente activo (ejercicio moderado, deporte 3-5 veces por semana): Metabolismo Basal x 1.55

Muy activo (ejercicios intensos, deporte 6-7 días por semana): Metabolismo Basal x 1,725

Hiperactivo (ejercicios muy intensos, trabajo físico, 2 horas diarias o más de deporte): Metabolismo Basal  x 1.9 actividad ligera.

Sabiendo las calorías que debés consumir, precisar lo que vas a hacer es importante, si tu objetivo es mantener el peso,  el consumo de calorías debe ser igual al requerimiento calculado, si la idea es subir de peso entonces hay que incrementar el consumo calórico 500 a 1000 calorías de este requerimiento y para bajar de peso disminuir la ingesta en 500 calorías al día.

Una de las desventajas que hay a la hora de contar calorías es que muchas personas no verifican de dónde provienen estas, por ejemplo podría consumir 350 calorías en alguna preparación saludable de pollo que aporta vitaminas y proteínas, pero también podría hacerlo de en una barra de chocolate que solo aporta azúcares y grasa. Este es un aspecto que se debe considerar.

Interesarnos en conocer las calorías que consumimos implica aprender a leer etiquetas nutricionales y a priorizar el consumo de alimentos nutritivos que cubran nuestras necesidades y por supuesto que permitan cumplir con el requerimiento calórico personal. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus