•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos asocian la espinaca a la caricatura de Popeye el marino, que con tan solo ingerir un tarro de estas saca músculos y fuerza increíbles. Si bien las espinacas no son mágicas, este dibujo animado es una excelente metáfora de los beneficios de este alimento que es un recurso natural de vitaminas, fibras y minerales, que en comparación con las carnes, aporta pocas calorías y no contiene grasas.
Las espinacas son también ricas en fitonutrientes, especialmente el betacaroteno y la proteína, convirtiéndola en un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protege del daño celular. Sus tallos son más ricos en fibra que las hojas.

Beneficios

Promueve el transporte y depósito de oxígeno en los tejidos: la espinaca es una excelente fuente de hierro.    

Aumenta la fuerza muscular: según estudios publicados recientemente, son los nitratos presentes en la espinaca los responsables de aumentar la fuerza en los músculos. Popeye tenía razón.

Ayuda a bajar de peso: es ideal para incluirla en un plan de comidas para reducir el peso, debido a su bajo contenido calórico y su gran aporte nutricional.

Favorece el tránsito intestinal: la fibra que contiene promueve el buen tránsito intestinal y a la vez causa sensación de saciedad.

Promueve la energía y vitalidad: interviene en el transporte de energía en todas las células a través de unas enzimas llamadas citocromos.

Ayuda a prevenir enfermedades: debido a la acción de sustancias antioxidantes, especialmente la vitamina A y C, se previene el daño celular causado por radicales libres.  

Así que para sacarle el máximo provecho desde Capitain America´s cook House el chef John Corea nos enseña a preparar una ensalada Hulk smash (ensalada de espinacas).

INGREDIENTES

Ingredientes

• 1/2 lb de espinacas frescas
• 3 hojas de lechuga escarola
• 1 cebolla caramelizada
• 1 taza de hongos
• 1 pimentón rojo
• Aceite de oliva
• Vinagre balsámico
• Puré de arándanos
• 1/2 lb de queso de cabra
• 1/2 taza de nueces garrapiñadas

PREPARACIÓN

Se coloca una cama de lechuga escarola, luego media libra de espinacas frescas. Se hace un aderezo de vinagreta de baya o fresas que lleva vinagre y aceite de oliva con pimienta y sal.

Lo primero que hay que hacer  es saborizar la espinaca con este aderezo.

Luego se toma una cebolla blanca para caramelizarla con vinagre y azúcar morena.

Posteriormete se saltean hongos con morrón rojo en mantequilla, aceite de oliva y pimienta.

Después, cuando ya se tiene todo esto, a la cebolla caramelizada  se le agregan los hongos y se le ponen almendras garrapiñadas y queso de cabra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus