•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada estación trae consigo alimentos propios de la temporada. Con el verano a la vuelta de la esquina, podés encontrar una variedad de frutas y verduras que no pueden faltarte en tu cesta de compras, sobre todo porque algunas de ellas, por sus componentes, te ayudan a aliviar el calor de la temporada, pues tienen el don de refrescar. También hay otros alimentos que se ponen muy de moda con la temporada, como el pescado y otros mariscos. De acuerdo con el nutricionista Julio César Torres, las altas temperaturas y los cambios de hábitos pueden trastornar el organismo, por lo que es esencial que las personas mantengan una dieta saludable.

¿Qué comer?

Durante las vacaciones, por ejemplo, cuando la gente sale al mar, optá por comprar comida, lo cual complica mantener una dieta saludable al no saber qué elegir cuando se tiene el menú delante, manifiesta el especialista. En este caso, lo mejor es elegir  una ensalada de hojas verdes, porque esta refresca, hidrata, aporta minerales y vitaminas y no engorda. Por otro lado, las sardinas y los atunes, que aportan el omega 3, así como una buena taza de sopa de mariscos, son otras opciones que se deben considerar en este verano.

Para el postre, en vez de elegir un helado o un pastel, lo mejor es optar por unos trozos de piña. "Se trata de un alimento diurético que ayuda a prevenir la retención de líquidos, el cual es un problema que se agrava en verano, siendo sus principales víctimas las mujeres", expresa Torres.

Bebida

Por otro lado, "los refrescos azucarados se deben evitar, principalmente porque favorecen la obesidad, no son saludables y no nos hidratan correctamente", agrega el especialista. Como sustituto, una botella con agua es la bebida ideal, porque esta  proporciona la hidratación correcta y ayuda a evitar el estreñimiento, cuya causa puede deberse a los cambios de lugar y dieta.

En casa

A la vuelta de las vacaciones, hay que considerar que nuestra despensa debe  llenarse de alimentos ricos en fibra: el arroz y la pasta integral, que también contribuyen a mantener unos niveles de glucosa estables y que nos podrían ayudar a evitar el famoso "picoteo" entre horas.

También es importante tener en la refrigeradora frutas: el aguacate, el melón y la sandía. Estos tres alimentos favorecen la hidratación, algo que es fundamental en el verano. Así el aguacate, rico en vitamina E, se puede consumir en ensaladas y de forma natural, al acompañar las comidas. El melón y la sandía son ideales para los niños, pues aportan vitamina C, que ayuda a mantener su sistema inmunitario sano y fuerte. A la vez, el sabor dulce de estas frutas las convierte en un postre ideal.  La zanahoria no se queda atrás, por su contenido en beta-carotenos, hidrata y ayuda a broncear la piel.

Melón

Su alto contenido en agua y niveles de potasio lo hacen imprescindible para personas con problemas cardiovasculares o hipertensión. Sus propiedades diuréticas lo hacen una fruta ideal para que perdamos peso.

Zanahoria

La más rica en beta-carotenos. Para disfrutar de sus antioxidantes y vitaminas, la mejor opción es consumirla cruda o con un ligera cocción. Su provitamina A contribuye a garantizar la salud de nuestros ojos.

Sandía

Posiblemente la fruta más rica en agua, y por lo tanto, de gran poder hidratante en épocas de intenso calor como el verano. Su alto contenido en agua hace que podamos consumir cantidades considerables sin preocuparnos por las calorías.

Melocotón

Rico en carotenos, sus propiedades antioxidantes nos ayudan a reducir el riesgo de enfermedades como el cáncer. Sus propiedades laxantes lo hacen recomendable para luchar contra el estreñimiento, además cuida de nuestra salud visual.

Pepino

Al ser rico en potasio y pobre en sodio, nos ayuda a luchar contra problemas de retención de líquidos o hipertensión arterial. Sus propiedades hacen que aparezca en muchas composiciones para la estética y el cuidado de la piel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus