Paula Andrea Arce de Chamorro
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya muchos están con las maletas listas para salir de vacaciones y otros están disfrutando de unos días a la orilla del mar desde el fin de semana pasado. En esta ocasión quisiera abordar un problemita bastante frecuente en las mujeres durante esta temporada de días libres, y es que estoy haciendo referencia a la distensión abdominal o popularmente  “empanzamiento” que se puede generar cuando estamos fuera de casa. Esta situación nos preocupa y molesta, pues cuando tenés el bikini encima no es lo ideal.

Tomá nota a lo siguiente:

1. Asegurá un buen funcionamiento intestinal: 

cuando salimos de casa, el primero en darse cuenta es nuestro colon y por eso la evacuación de heces se puede alterar, debido al cambio de circunstancias. Es necesario mantener el colon libre de residuos y desechos para evitar la flatulencia, por esta razón vigilá un consumo adecuado de fibra en las frutas y vegetales, productos integrales o llevá dentro de tu equipaje cualquiera de las fibras que venden en polvo o tabletas para consumir la cantidad adecuada de esta. Recordá que los suplementos de fibra deben acompañarse de suficiente cantidad de agua porque si no el efecto es el contrario.

2. Evitá los alimentos que te producen gases: 

Si tenés tendencia a la flatulencia recordá que el melón, sandía, jocotes, mango, lechuga, repollo, brócoli, coliflor, pepino, cebolla, ajo, yuca y frijol son fuentes generadoras de gases intestinales. Evitá o moderá su consumo para que te sintás más cómoda.

3. Llevá productos naturales digestivos: 

si estás clara de que una de tus dificultades es el control de los gases, llevá en tu equipaje tés naturales de menta, anís con manzanilla  o canela . Estos consumidos luego de las comidas funcionan de maravilla. También en las tiendas naturistas encontrás tabletas a base de papaína o pectina de manzana que podés consumir con cada comida o  aceite de menta que colocado 4 a 5 gotas en ½ vaso de agua tiene un efecto muy similar al de los tés, ayudándote a liberar gases y mejorando la distensión.

4. Movilizate: 

en esta temporada hacé el esfuerzo de incluir una pequeña caminata en la playa luego de las comidas. Esta movilidad te ayudará a que el intestino esté más activo y favorece que tu abdomen esté más plano.

5. Mantené una hidratación saludable: 

por supuesto el agua es un componente vital a la hora de querer tener el abdomen plano, a parte de mejorar la hidratación mantiene la motilidad digestiva y por otro lado hidrata los residuos intestinales facilitando que haya menos acumulación de estos. Recuerda que tu salud es una prioridad y que la única forma de verte y sentirte mejor es invirtiendo un poco de tu atención de consumir los alimentos que te ayudarán a estar más saludable. ¡Felices vacaciones!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus