•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hay excusas para dejar que la pereza te gane la batalla. Si bien es cierto en estas vacaciones de Semana Santa estarás lejos de tu gimnasio, eso no significa que dejarás de ejercitarte.

El "Beach Fitness" es una práctica deportiva que se ha puesto de moda en los últimos años. La clave está en aprovechar aquellos elementos que el entorno pone a tu disposición (como las escaleras de acceso a la playa, por ejemplo) para que entrenés tu cuerpo de manera similar a cómo lo harías en el gimnasio. 

El objetivo es aprovechar la playa para mantenerte en forma  y no darle cancha a la flojera.

Los ejercicios son muy sencillos y a continuación te los describimos gracias a las recomendaciones de Ethel Sarria, entrenador personal.

1. Disfrutá de la playa: Hacé 5 minutos de calentamiento y saltá a la playa. Realizá "sprints" cortos sobre la arena y luego corré por la orilla del mar. Hacé "burpees" y levantá los tobillos.

2. De vuelta a suelo firme: Dejá la arena y hacé una serie de "lunges" seguidas de sentadillas con salto después. Avanza de nuevo por el paseo marítimo y acaba en carrera. 

3. Los tipos de ejercicios: Con los ejercicios anteriores trabajás cardio. Podés hacer Sprints en arena, elevaciones con rodilla y multicarreras para trabajar el tren inferior.

4. Buscá infraestructura: Buscá un lugar que tenga bancos y escaleras para empezar con la segunda fase. Aquí realizarás ejercicios orientados al circuito, como flexiones, fondos, crunches o subir escaleras. 

5. Beneficios del entorno: Hacé otros 20 minutos de trabajo con el core. Las vistas de la playa te ayudarán a seguir adelante, hacé flexiones de brazos, fondos, press vertical, crunches y saltos de estrella.

6. Volvé a tus vacaciones: Es el momento de regresar al punto de partida, bien trotando o con más calma. Recuperá, estirá todos los músculos y relajate, te lo has ganado. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus