•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si querés tener una cintura que todas envidien, procurá tener una buena alimentación, dedicá una parte de tu tiempo para ejercitarte y mantené una buena postura a la hora de sentarte, es lo que recomienda el sitio web iMujer para la salud y bienestar de las mismas. Así, la cintura es una de las partes del cuerpo que más lucen las chicas. Algunas nacen con la fortuna de tenerla muy definida, mientras otras buscan cómo lograr ese objetivo.

Sin embargo, no hay de qué preocuparse, pues existen formas muy sencillas para conseguir esa tan anhelada cintura de avispa, en cuyos procedimientos no se requieren de mucho esfuerzo. Para empezar, hay una dieta que puede ayudarte a moldear tu cintura. Es importante que tomés en cuenta que a la hora de llevar una dieta balanceada, se requiera de mucha disciplina y determinación de parte tuya. Por lo tanto, lo recomendado es comenzar el día con un desayuno saludable, además hay que tratar de comer cereales integrales, panes, huevos y frutas. Recordá también mantener bien hidratado el cuerpo todas las mañanas como complemento de tu dieta.

Ejercicios

Aunque no te gusten los ejercicios, lo cierto es que para conseguir esa cintura de avispa, necesitás hacer un esfuerzo para lograr lo que querés, y los ejercicios no son un gran sacrifico. Lo primordial es empezar con ejercicios de tipo cardiovascular, que hagan más resistente tu cuerpo y que te permitan quemar calorías. Unos 30 minutos en bicicleta te ayudará a estar preparada para el siguiente paso de este método.

A continuación, debés hacer ejercicios para la zona abdominal. Para ello, se recomiendan los abdominales para que refuercen los músculos centrales. Podés hacer variaciones en ellos para tonificar abdominales inferiores. Incluso, expertos recomiendan probar con ejercicios alternativos para tornear la cintura como hula-hoop, yoga y pilates.

Postura

Por otro lado, sostener una buena postura puede ayudarte más que una faja para garantizar una bella cintura. La espalda recta estiliza la forma de tu cuerpo y esto lo podés lograr en tu trabajo, hogar o cualquier lugar donde estés con mayor frecuencia.

Además, una nota publicada  por el diario Pyme de Chile, explica que, al principio, mantener esta postura puede resultar algo incómodo, pero con la práctica vas activando los músculos que generalmente no trabajan mientras permanecés sentada, aunque es normal que sintás molestias y dolores de espalda, lumbar y hombros, que con el tiempo desaparecerán y hasta tu cervical te lo agradecerá.

Recomendaciones

Una entrevista publicada por la revista Women´s Health, realizada a Ángel Merchán, entrenador personal de Home Wellness Madrid, expresa que utilizar un elemento externo como el corsé puede provocar un descenso en la activación de la musculatura de esta zona, perjudicando el tono de la cintura y aumentando el riesgo de patologías de espalda”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus