•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mantequilla de maní es uno de esos alimentos irresistibles que se nos permite comer a cualquier hora del día, siempre y cuando cuidemos la cantidad, pues es un alimento nutritivo y sobre todo tentador.

Farah Eslaquit, Miss Nicaragua 2012, considera que es un producto delicioso y por ello decidió incursionar en su elaboración de manera artesanal. Entre las bondades del producto destaca que no contiene sal y es endulzada con stevia, un sustituto natural del azúcar que aparentemente no tiene calorías, carbohidratos y tampoco aumenta los niveles de azúcar en la sangre.

Saludable

Una razón para no perderse esta tentación es que el maní es fuente de grasa buena, necesaria para bajar, mantenerte y aumentar de peso, de eso no hay duda, además las grasas son necesarias en nuestra dieta.

“Esta mantequilla ayuda a controlar la glucosa en sangre, insulina, te mantiene saciado. Además las grasas buenas controlan el colesterol malo”, asegura Eslaquit.

Como siempre, todo hay que consumirlo con medida, porque aunque tiene excelentes propiedades, contiene calorías. Lo bueno de la mantequilla de maní natural es que te sacia con facilidad y no tiene azúcar, que es lo que causa un poco de adicción.

No engorda

Para Eslaquit esa hipótesis de “la mantequilla de maní engorda” es una falsedad, “pongámoslo así, todo depende de qué mantequilla de maní consumás y de la cantidad. Las porciones son esenciales, siempre. Si consumís mantequilla de maní natural, sin aceites parcialmente hidrogenados, sin sal y sin azúcar añadidas, tomás todos los beneficios del maní, siempre y cuando te apegués a tu porción”.

La mantequilla de maní es una merienda que podés consumir perfectamente en la mañana con una fruta y en la tarde sola o con algo de proteína. La porción recomendada son 2 cucharadas al día o 30 gr, que tienen aproximadamente 180 calorías, 16 gr son grasas buenas y 7.5 gr de proteína.

Curiosidades

La primera vez que se vendió mantequilla de maní fue en 1890 y se publicitaba como un alimento vegetariano y proteico para las personas que no tenían dientes. Cinco años después se creó un proceso diferente de elaboración gracias a los hermanos Kellogg, donde se usaban maníes vaporizados y no tostados.

  • La mantequilla de maní es deliciosa y podés acompañarla con diversos alimentos.

-En Estados Unidos es uno de los productos más vendidos desde 1958, cuando se lanzó la marca “Jif”. Una cucharada de mantequilla de maní tiene 95 calorías y 16 gramos de grasas..

-Cuando tenés un cumpleaños o querés ofrecerles algo diferente a tus hijos para el desayuno, podés preparar un pastel de vainilla y rellenarlo con la mantequilla de maní. También lo podés usar para la cobertura.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus