Paula Andrea Arce de Chamorro
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A la hora de elegir el aceite debemos recordar que nuestro cuerpo requiere grasa para funcionar adecuadamente y que por esto consumirlos en cantidades moderadas es necesario.

El consumo saludable de aceites se refiere a:

Consumir el aceite que aporte mayor cantidad de beneficios a nuestra salud.

Usarlo en pocas cantidades a la hora de cocinar.

Evitar que el aceite se queme y evitar re-usarlo muchas veces. Esto cambia su conformación química y pueden ejercer efectos nocivos en la salud.

Incluir frituras en la alimentación solo una o dos veces por semana.

Eliminar el exceso de aceite luego de cocinar con papeles absorbentes.

Debemos tener en cuenta que independiente de los beneficios que pueda aportar cualquier aceite,  todos los aceites tienen la misma cantidad de calorías, 124 calorías por cada cucharada ( sin importar de que semilla o fruto son derivados) esto es necesario tenerlo en cuenta pués la posibilidad de aportar calorías y aumentar el peso es igual para todos. Cuando se dice que un aceite es bueno se hace referencia a los nutrientes  que aporta a nuestro organismo o los beneficios que tiene en nuestro organismo más no al impacto que pueda tener sobre el peso. Es frecuente que las personas crean que el aceite de oliva puede consumirse en cantidades grandes para obtener beneficios, obviamente ayuda con el colesterol pero también aporta gran cantidad de calorías e interfiere en el peso.

Saber el origen de los aceites es muy importante pues de esto dependen muchas de sus propiedades, lee con atención:

El aceite de palma y el de algodón

Son aceites conformados por ácidos grasos saturados, es decir que tienen efecto subiendo el colesterol malo que ocluye las arterias, disminuyendo el colesterol bueno que limpia las arterias , por esto tiene impacto negativo en el sistema cardiovascular. Es muy usado en panadería, reposterías y comiderías por su bajo costo.

El aceite de oliva

Tiene ácidos grasos monosaturados que tienen efecto subiendo el colesterol que limpia las arterias y bajando el colesterol que las obstruye. De aquí su efecto benéfico a nivel cardiaco. Su gran desventaja es el costo elevado y además que debe evitar calentarse para que no pierda sus propiedades benéficas.

Los aceites de canola , girasol, maíz y soya

Tienen ácidos grasos polinsaturados que  son los mejores para nuestro sistema cardiovascular previniendo el desarrollo de infartos , aparte el de soya aporta isoflavonas que ayudan en los síntomas de la menopausia. Se debe evitar reusarlos y que se quemen.

El aceite de coco

Tiene propiedades especiales, está conformado por ácidos grasos saturados muy estables al calor, se descompone poco al exponerse a este lo que es una gran ventaja. Además los ácidos grasos que lo conforman son de cadena corta y se digieren poco a nivel intestinal por esto llegan en menor grado al torrente sanguíneo.

Consume los aceites de forma saludable y verifica siempre su composición.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus