Farah Eslaquit
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El fitness cambió mi vida y se volvió mi pasión. Desde el día que decidí cambiar mi estilo de vida a uno más saludable, me enamoré del fitness. Dejé atrás la búsqueda de resultados instantáneos y poco sostenibles por un estilo de vida que me permite sentir la gratificación de superarme a mí misma, amar mi cuerpo y cuidarlo.  

Por eso, ahora en este espacio quiero motivarte a ser tu mejor versión, a potenciar lo mejor de vos, instarte a mejorar tu alimentación, moverte más y cuidar tu mente, porque nuestra mente es un arma poderosa que nos detiene o nos empuja a lograr lo que queremos. Así que, manos a la obra,  ¿qué te parece si comenzamos?

Temática 

Nuestro tema a tratar es: “Estoy haciendo ejercicio, pero no veo resultados”. Esta es una frase que la mayoría de nosotros hemos dicho alguna vez. Ya sea que nuestra meta sea aumentar masa muscular o reducir grasa corporal. Hay tres factores que pueden ser tus limitantes y te los enseño a continuación.

Genética

Generalmente la culpamos por todo los defectos que nos encontramos. La realidad es que en la mayoría de los casos es muy poco probable que esta sea tu verdadera limitante. Puede ser que tu genética no te permita ser un atleta de alto rendimiento; sin embargo, siguiendo el consejo correcto, tu genética no es un factor que te impedirá  mejorar tu salud y tu composición corporal.

Tus hábitos de ejercicio 

Primero, revisá si estás haciendo tus ejercicios con la postura y forma correcta, si te ponés a platicar mientras entrenás y no te concentrás, si estás entrenando con intensidad, si estás siendo constante con tu rutina. Si estás haciendo todo esto bien, pero te has estancado, esta no es tu limitante, y esto me lleva al siguiente factor, que es el más común: tu relación con la comida.

Tus hábitos alimenticios

¿Comés lo que sea con la excusa “de todos modos lo quemo en el gimnasio”? ¿Ponés la excusa de “no me quiero obsesionar”? ¿Has seguido dietas estrictas y luego de una semana o dos te cansás y tirás la toalla? Si tu respuesta a una o más ha sido SÍ , la alimentación es tu factor limitante. En realidad, la manera en como nutrimos nuestro cuerpo influye mucho en la recuperación muscular, nuestro ambiente hormonal, nuestro rendimiento en las actividades cotidianas, la conciliación del sueño, es decir en la calidad de nuestras vidas.  Una buena alimentación no significa comer menos, no significa tampoco comer más, significa comer mejor; incluir más vegetales, frutas, alimentos naturales, proteínas limpias, grasas saludables, tomar más agua y al mismo tiempo, eliminar los alimentos procesados, harinas refinadas y azúcar. Todo esto lo  podés ir haciendo poco a poco, no buscando un cambio radical en una semana, sino más bien un cambio progresivo, que sea más sostenible.

Si te ha gustado el artículo o tenés un tema en mente, no dudés en sugerírmelo a través de las redes sociales. Estaré muy pendiente de ustedes.

Snapchat: faraheslaquit

Instagram: faraheslaquit 

Twitter: faraheslaquitmn 

Facebook: fb.com/faraheslaquitcano

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus