•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“No hay peor lucha que la que no se hace”, sostiene Martha Justina González Duarte, médico dietista y máster en Nutrición Aplicada, quien labora en la clínica de diabetes del hospital Metropolitano Vivian Pellas. Esta estudiosa de la medicina nutritiva es originaria de Jinotega, sus estudios los realizó en la Universidad Centroamericana (UCA) y su experiencia en esta ciencia suma ya 37 años de trayectoria. Su mayor satisfacción es poder contribuir a la fomentación y educación de la alimentación saludable, además de velar por los pacientes que llegan a su consultorio privado “Vida Saludable” en busca de alcanzar sus metas nutricionales y de salud.

Entre los cargos que desempeña González, además de atender en las clínicas, trabaja en nutrición empresarial, participa en actividades educativas, brinda asesoría sobre valoración nutricional al personal y promueve las mejoras de los menús institucionales, entre otras actividades. Se considera una mujer perseverante y dedicada; y su sed de seguir aprendiendo la llevó a estudiar un postgrado en Lactancia Materna en los Estados Unidos, Tecnología Láctea en Dinamarca, además de varios cursos en diabetes, enfermedades crónicas, obesidad y prescripción de actividad física.

¿Cuál fue la razón que le motivó a estudiar Nutrición?

La verdad, no pensé estudiar nutrición, mi decisión fue estudiar tecnología de alimentos, carrera que la UCA estaba anunciando en el periódico en 1977, pero al llegar a matricularme me dijeron que no habían podido abrirla y me sugirieron inscribirme en la carrera de Dietética, que llevaba clases similares. Por casualidad, me di cuenta que me interesaba la relación de los alimentos y el individuo, descubrí mi vocación, pero no quise cambiarme de carrera, así que me gradué como licenciada en Dietética y luego me especialicé en Nutrición Aplicada. Hice la  maestría aquí en Nicaragua con profesores de universidades canadienses. 

¿Qué recuerdos le dejó el periodo universitario? 

Por un lado, amistades y profesores muy queridos, pero por otra parte, fue el tiempo de guerra, un periodo muy difícil en Nicaragua.

Profesionalmente, ¿cuáles han sido sus labores y cargos luego de egresar?  

Antes de graduarme, comencé a trabajar en el departamento de alimentación de un hospital de Managua, a finales de 1979, luego continúe con el Ministerio de Salud como nutricionista regional en Managua. Me desempeñé como profesora de la carrera de nutrición en la UCA durante 17 años, además realicé consultorías, participando en investigaciones e intervenciones nutricionales con distintas agencias internacionales. También fui docente en la facultad de medicina de la UAM durante 7 años. Actualmente, continúo con la docencia, desde 2003 imparto el módulo de nutrición para médicos que estudian diabetología en la facultad de ciencias médicas de la UNAN- Managua. Desde 1993 empecé hacer dietética y nutrición en clínica privada. 

¿Qué es lo que más le gusta de la nutrición? 

Que es una ciencia transversal, se puede trabajar en muchos campos, pues tiene que ver con aspectos sociales y culturales, puesto que la gastronomía es una de las expresiones culturales de los pueblos, con la educación, el clima, la geografía, con la economía de las personas, de la institución y del país. Es una ciencia que estudia la relación de los alimentos y el hombre. Tiene que ver con la producción, distribución, almacenamiento y conservación de los alimentos, como también con la interacción de los alimentos que el individuo consume, su digestión, absorción y eliminación (metabolismo).

¿Qué casos atiende usted? 

De todo, especialmente enfermedades crónicas, obesidad, sobrepeso, diabetes, hipertensión, enfermedades del hígado, riñones, alimentación durante el embarazo y la lactancia, diabetes gestacional, alimentación de niños y deportistas, educación nutricional para la familia. Todas las personas con ayuda profesional pueden identificar oportunidades de mejorar su nutrición.

¿Pertenece usted a alguna asociación de nutricionistas? 

Sí, tengo el honor de ser socia fundadora de la asociación nicaragüense de nutricionistas y dietistas (Annudi) pertenezco a la Sociedad Latinoamericana de Nutrición SLAM y la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD).

¿Cuál es el incentivo para la educación nutricional? 

Los resultados que las personas obtienen al implementar cambios en estilo de vida (alimentación, ejercicio, diversión). “Pequeños cambios a través del tiempo conducen a grandes resultados”.

¿Cómo podemos entender la necesidad de estar saludables y alejarnos de lo que perjudica nuestra salud?

Hipócrates lo dijo 400 años antes de Cristo: “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina el alimento”. Eso sigue siendo actual, es solo ponerlo en práctica, sentir los beneficios y continuar haciéndolo.

¿Qué significa estar saludable y comer bien? 

La salud según lo define la OMS es un estado de completo equilibrio físico, mental y social, no es solamente la ausencia de enfermedad. La buena alimentación, la practica regular de actividad física, el sueño, el descanso y la diversión sana son factores fundamentales para lograr un equilibrio saludable. “Comer bien” se logra incluyendo, en las proporciones recomendadas, alimentos de todos los grupos (proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales), además de la ingesta de agua y consumo de fibra.

¿Qué proyectos tiene para el futuro?

Continuar con el desarrollo y crecimiento de mi clínica “Vida Saludable”, seguir estudiando, actualizándome y participando en congresos para brindar la mejor atención a mis pacientes.

Como nutricionista, ¿qué diferencia existe entre alimentarse y nutrirse?

Alimento es cualquier sustancia líquida o sólida que comemos, tenga o no sustancias nutritivas. Nutrirse es consumir los alimentos que proporcionan las calorías necesarias provenientes de las proteínas, carbohidratos y grasas, más las vitaminas y minerales, el agua y la fibra que el cuerpo necesita de acuerdo a la edad, el sexo, la actividad física y el estado fisiológico (embarazo, lactancia) o de enfermedad si es el caso. 

Su rol de nutricionista

Martha Justina González 
Lic. en Dietética, Máster en Nutrición Aplicada
Edad: 55 años

“Los profesionales de la nutrición tenemos un rol importante como agentes de cambios de comportamiento en cuanto a la conducta alimenticia, al estilo de vida y a la práctica regular de actividad”, expresa González; quien además escribe para distintos diarios del país y participa como invitada en programas de televisión. Podés encontrar más información sobre ella en la página web de la clínica Vida Saludable.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus