•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Comer sanamente durante nuestro horario de trabajo a veces se complica por la logística, la distancia de la casa y las condiciones que tenemos.

Muchas comen todo el tiempo fuera de casa y no acostumbran a llevar alimentos de sus hogares. A veces aprovechan el comedor empresarial que puede ofrecer o no comida saludable. Algunas compran en lugares cercanos a su lugar de trabajo y priorizan cantidad y precio sobre calidad y finalmente, unos pocos llevan la comida de sus casas.

Te interesa: ¿Qué es más importante, contar calorías o nutrientes?

Las circunstancias son variadas, lo importante es ver de qué manera podemos hacer las cosas mejor para estar más saludables. Lo primero es saber que la comida de la casa generalmente es más nutritiva y con mayores condiciones de higiene. Es indispensable hacer la mayor cantidad de tiempos de comida en casa o con comida casera,  aparte de las ventajas anteriormente mencionadas se ahorra mucho dinero.

Los siguientes consejos son muy útiles:

Mantener cinco  tiempos de comida

Desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas intermedias es lo ideal, este orden permite tener menos hambre a lo largo del día y facilita ser más selectivo con lo que se va a ingerir. El desayuno es fundamental y asegurar un almuerzo saludable es adecuado también. Cuando no respetamos este orden  “picoteamos” más en el día y buscamos comida más calórica.

Bebidas saludables

Las calorías que consumimos es ideal que provengan de alimentos sólidos y no de las bebidas,  por tanto asegurá consumir suficiente agua a lo largo del día y buscá bebidas que tengan poca cantidad de azúcar (máximo 10 gr de azúcar por porción). 

Meriendas nutritivas

Tener la costumbre de llevar en la cartera alguna merienda o mantenerlas en el escritorio es necesario. No es fácil conseguir opciones nutritivas y sanas en los lugares de trabajo. Podés optar por frutas, yogurt, trocitos de queso, semillas, galletas o barras de granola con pocas calorías (100 a 140 calorías) y que tengan fibra (más de 3.5 gramos por porción) y poca cantidad de azúcar.

Asegurar un plato saludable

En nuestra cultura lo frecuente es servir un plato con un trozo pequeño de carne, pollo o pescado, muchas harinas (arroz, frijol, pasta, plátano, papa, yuca) y muy poca o ninguna opción de vegetales o ensaladas.  Bien sea que llevés comida de casa o comás fuera, hay que asegurar una porción suficiente de proteína, muchos vegetales y ensaladas y 25 a 30 por ciento del plato con carbohidratos, todo ello es lo ideal.

Evitar las frituras y exceso de grasas

Cuando se come en el trabajo es necesario evitar el consumo de frituras, estas aumentan la cantidad de calorías que se ingieren, preferí los alimentos asados, cocidos, a la plancha y sin salsas blancas.

Comer sanamente asegura que tengamos una mejor salud, es necesario acomodar nuestra alimentación saludable dentro de nuestro marco laboral para alcanzar las metas que nos proponemos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus