Farah Eslaquit
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erróneamente muchas personas tenemos la creencia que para perder o ganar peso lo único que importa es cuántas calorías consumimos, y es verdad que para perder peso necesitamos un déficit de calorías y para ganar peso necesitamos un excedente de calorías. Sin embargo, la regla no termina ahí. Por eso, he decidido que el tema de hoy debe ser abordado desde dos puntos: “Los nutrientes de los alimentos son más importantes que sus calorías” y “No todo lo que es bajo en calorías es recomendable para mantenernos saludables”. Así que te invito a que pongás mucha atención.

Los nutrientes

El primer tema en cuestión es que si los nutrientes de los alimentos son más importantes que las calorías. Internamente, nuestro cuerpo lleva a cabo un sin número de procesos para mantenernos vivos. Por eso, tenemos que darle al cuerpo, nutrientes que le funcionen de materia prima para regular hormonas, regenerar células, construir músculos, etc.  

Cuando nos enfocamos en consumir pocas calorías o muchas calorías en vez de consumir nutrientes, podemos generar grandes carencias que hacen que nuestro metabolismo funcione más lento, que tengamos un humor más cambiante, un rendimiento más pobre, que nos afecten enfermedades metabólicas a pesar de estar delgado, y que nos haga falta energía pese a que podemos estar en el peso adecuado, porque recordá, no solo importa lo que dice la balanza, sino también como estás por dentro. De esta forma, la manera más fácil de consumir los nutrientes necesarios es alejándonos de los productos procesados y alimentándonos con lo natural, tratando de variar nuestras opciones de vegetales y frutas, fuentes de proteína y fuentes de grasa. 

Bajas calorías

El segundo apartado trata sobre que no todo lo que es bajo en calorías es recomendable para mantenernos saludables. El mercadeo de los productos bajos en calorías ha frustrado la buena voluntad de muchas personas que buscan perder grasa corporal. Muchas personas dejan de comer alimentos naturales como el banano porque tiene muchas calorías y lo intercambian por un paquete de galletas de 50 calorías. Sin embargo, ya estamos claros que el cuerpo no responde a las calorías propiamente, sino a la calidad de esas calorías. Él va a tomar los nutrientes que necesita, y las calorías vacías (sin nutrientes) se depositarán en lugares donde no las necesitamos. Además, si consumís tu paquete de galletas de 50 calorías, pero tu cuerpo no tiene los nutrientes suficientes, él va a seguir mandando la señal que necesita comida, porque no has suplido sus necesidades. 

Por eso, mi recomendación es que debés comprobar los ingredientes de lo que estás comiendo (si es integral, si no lleva azúcar añadida ni aceites hidrogenados). Light  solamente significa que el producto tiene un 30 por ciento menos calorías que el original, no que este sea saludable. Revisar la etiqueta te va a permitir saber de dónde redujeron las calorías; si le bajaron las grasas, pero tiene más azúcar o si quitaron carbohidratos, pero ahora tiene más grasa saturada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus