•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La piel tiene tres capas según el nivel de profundidad. Primero está la epidermis que es la capa más superficial, la que queda expuesta al exterior. La más profunda es la hipodermis, allí se encuentra el tejido de unión y el adiposo (que contiene la grasa). Por último y en medio de estas dos encontramos la dermis, que es la capa intermedia y ahí se encuentran las fibras de elastina y colágeno, las terminaciones nerviosas, los folículos del vello y las glándulas sudorípadas y sebáceas, según explica la dermatóloga Fernanda Pérez.

La dermis

Es en la dermis donde aparecen las estrías, las cuales son roturas de las fibras de elastina y colágeno por debajo de la epidermis. Como resultado aparecen unas cicatrices muy difíciles de eliminar, que reciben el nombre de estrías. Estas pueden ser de color blanco o adoptar un tono rojizo. Pero, ¿por qué se forman?, según responde la especialista, esto ocurre porque hay cambios de volumen dentro del cuerpo. “Las hormonas del embarazo hacen que a veces la mujer gane peso demasiado deprisa y claro, al cuerpo no le da tiempo de producir el suficiente colágeno para cubrir ese nuevo volumen y la piel se rompe, apareciendo así las famosas estrías, explica. 

En realidad, la piel tiene una capacidad para estirarse impresionante, puede llegar a multiplicar por diez su extensión, es decir, el trozo de piel que normalmente cubre un centímetro durante el embarazo puede llegar a cubrir diez, sin embargo, es al llegar a su límite cuando finalmente se rompe. Un cierto hormigueo en la zona afectada, que normalmente es en la barriga, podría alertar a la mujer sobre la posible formación de estrías. 

  • 3 consejos para prevenir estrías son: utilizar cremas antiestrías, beber mucha agua y consumir vitaminas A, C y E.

Prevención

La dermatóloga sostiene que puede ser una ardua tarea, pero no imposible el prevenirlas. Para ello, hay que tener en cuenta varios factores: pueden ser de origen hereditario, influye el tipo de piel (las pieles más secas son más propensas a sufrir roturas que las grasas), la velocidad del aumento de peso y la cantidad de peso subido. Una vez considerados estos factores, no más sepás que estás embarazada, iniciá con tus cuidados dérmicos. Para prevenirlas, la dermatóloga recomienda el uso de cremas antiestrías, siendo esta la primera y más efectiva opción. Esta crema debe ser aplicada al menos dos veces al día para mantener la piel hidratada y aportarle la elasticidad necesaria. Entre los componentes esenciales que debe llevar están: el aceite de yoyoba, borraja o aceite de mosqueta.

También, la embarazada debe seguir una dieta rica en vitaminas y minerales, debe consumir frutas y verduras que contengan vitamina A, C y E, como el aguacates, espinaca, brócoli, fresas, naranjas y otros. En general, todas las frutas y verduras son beneficiosas. De igual forma, debe considerar los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como: los pescados, los huevos y el hígado. Estos aceites hacen que la piel se mantenga elástica y brillante, dándole luminosidad.

En el embarazo, la mujer debe aumentar la cantidad de líquido que bebe. Lo ideal serían al menos 8 vasos al día, dice la especialista. Las verduras, frutas y ensaladas también contienen un alto porcentaje en agua. A su vez, no se debe descuidar la práctica de ejercicios, solo que estos deben ser moderados y las opciones podrían ser yoga o pilates, que ayudan a fortalecer la zona abdominal de la barriga y los muslos. Por último, otra opción preventiva es comprar un cepillo de fibra vegetal para que cepillarse en seco por las mañanas; al terminar solo hay que bañarse para remover las células muertas de la piel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus