•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Originaria de San Salvador, El Salvador, pero nacionalizada nicaragüense, la Dra. Lisseth Vilanova es una profesional de la salud odontológica que formó su carrera en tierras pinoleras. Ella cuenta que por el trabajo de su padre (diplomático), tuvieron que venirse a vivir a Nicaragua en 1994, desde ese entonces nuestro país ha sido parte de su vida, pues aquí encontró su pasión vocacional y el amor. Vilanova estudió en el colegio Pureza de María y su carrera de Odontología la  efectuó en la Universidad Americana (UAM).

A nivel personal, Lisseth se considera una mujer muy carismática, alegre y dinámica, aunque también un poco despistada, según cuenta. Su frase favorita se asemeja mucho a la profesión que ejerce: “Empieza cada día con una sonrisa y mantenla todo el día”, (W.C. Fields). Después de algunos años de desempeñarse como cirujano dentista, tuvo la oportunidad de viajar a Venezuela, donde realizó un postgrado en endodoncia en la Universidad Central de Venezuela. Actualmente, su campo laboral se resume en 13 años de experiencia y su más grande satisfacción es haberse instalado en su clínica privada Dental Natural.

¿Cuál fue la razón que le motivó a estudiar Odontología?

Desde pequeña me gustaba mucho la medicina, al principio quería estudiar veterinaria porque amo a los animales, pero debido a que sufría mucho cuando perdía una mascota me di cuenta que no era la profesión con la que me identificaba. Luego, durante las excursiones a las universidades por parte del colegio, llegué a conocer las clínicas odontológicas de la UAM y en cuanto entré me dije: ¡Esto es lo mío! Me encantó el ambiente y tomé mucha curiosidad por la odontología.

¿Qué recuerdos le dejó el periodo universitario?

Excelentes amigos con quienes sigo manteniendo una fuerte amistad, así como también el privilegio de haber recibido las enseñanzas del mejor gremio de docentes de la Facultad de Odontología de mi época.

¿Qué cualidad considera necesaria para ser odontólogo?

Durante la práctica odontológica, he aprendido que para poder ser un buen odontólogo tienes que desempeñar también el papel de psicólogo, ya que la mayoría de los pacientes llegan muy temerosos y nerviosos al consultorio y es de suma importancia tener mucha paciencia y serenidad, transmitir confianza y seguridad al paciente. 

¿Cuáles han sido sus labores, en términos profesionales, luego de egresar? 

Luego de graduarme comencé a trabajar en el área de consulta externa del hospital Militar (durante 8 años), así como también trabajé en el hospital Monte España y en clínicas de otros colegas. Luego me fui a estudiar a Venezuela junto con mi esposo y desde que regresé, me he dedicado por completo a brindar consulta privada en mi Clínica Dental Natural, que está ubicado dentro de Clínica Vida Saludable.

¿Qué es lo que más le gusta de su profesión?

Que ayudo a las personas a que comprendan la importancia del cuidado dental, además que puedo contribuir a cambiar por completo el autoestima de los pacientes mejorando el aspecto y la salud de su sonrisa.

¿Qué casos atiende usted? ¿Le han salido sus casos complicados?

En mi consultorio dental se brindan todas las especialidades dentales, ya que cuento con un excelente equipo de odontólogos especialistas para atender al paciente de manera óptima e integral, todo en un mismo lugar. Con respecto a casos complicados, he atendido a pacientes que tenían fobia al dentista y, gracias a Dios, tuve éxito con ellos al haberles ayudado a vencer ese miedo a través de métodos de relajación y ganándome su confianza.

¿Cuál es el mayor motivo de consulta que llega a su clínica?

Muchos llegan porque sienten algún dolor en una de sus piezas dentales, otros porque quieren mejorar el aspecto de su sonrisa y en el menor de los casos por revisiones de rutina y limpiezas dentales.

¿Cómo es su relación con los pacientes que atiende?

Afortunadamente he logrado entenderme con todos y cada uno de los pacientes que han acudido a mi consultorio. Desde un inicio les escucho, dejo que se expresen y me cuenten sus padecimientos dentales. Luego, les aconsejo y busco la manera de solucionarlos.

¿Cómo calma los nervios de sus pacientes?

Trato de distraerlos de los ruidos típicos del consultorio dental, haciendo uso de dispositivos audiovisuales, así como también integrar la aromaterapia que es muy efectiva, ya que disuelve los olores de los materiales que utilizamos en la clínica. Además, les explico con detalle cada procedimiento que le voy realizando.

¿Cuáles son los principales mitos sobre la salud bucal?

Hay muchos mitos sobre la salud bucal, pero en particular hay unos que siempre me gusta dejar en claro con mis pacientes, entre ellos están: que los cepillos duros y los enjuagues fuertes no son los que ayudan a limpiar mejor, las limpiezas dentales no estropean el esmalte y la edad no determina la pérdida de los dientes, porque si se realiza una higiene dental e interdental correcta y si se acude al dentista con regularidad, habrá sonrisa y dientes sanos para rato.

¿Cuál es el incentivo para la educación odontológica?

Mi incentivo es ver sonreír plenamente al paciente, sin complejos, ver el antes y después. Y sobre todo, que la persona elimine sus fobias y miedos al acudir al dentista.

¿Cómo podemos entender la necesidad de cuidar nuestros dientes?

Desde temprana edad debemos cuidar nuestros dientes, ya que ellos cumplen la primera función de la digestión, que es ayudar a formar el bolo alimenticio. Si tenemos problemas, como pérdida de piezas dentales o encías inflamadas, no podemos masticar bien, por lo tanto no trituramos correctamente la comida y de ahí pueden iniciar los problemas estomacales, indigestión o problemas en el colon.

Algo curioso que le haya pasado atendiendo a un paciente ha sido…

Una vez un paciente llegó al consultorio pidiéndome que le mejorara el aspecto de su sonrisa, según él quería que le colocara “estrellas de oro” en sus dientes frontales, ya que en su concepto eso haría que él no tuviera una “sonrisa aburrida” y pues yo obviamente, no lo hice (risas). 

¿Qué consejos les daría a los estudiantes que están próximos a egresar?

Que aprovechen ese periodo para obtener todo el conocimiento y las herramientas necesarias para ejercer una buena odontología, porque el verdadero aprendizaje inicia cuando están solos en sus clínicas.

¿Cómo hace para mantenerse actualizada?

Trato de acudir y participar en los congresos de odontología tanto nacionales como internacionales.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Salgo a pasear con mi familia y paso tiempo con mi hijo. A veces voy al cine a disfrutar de una buena película con mi esposo.

¿Qué proyectos tiene para el futuro?

A nivel profesional, sacar otro posgrado en estética dental o cirugía oral. Y a nivel personal, deseo tener otro bebé y viajar a Europa.

Una mujer de logros

Nombre: María Lisseth Vilanova Castaneda

Edad: 35 años

Lugar de origen: El Salvador, nacionalizada nicaragüense.

Especialidad: cirujano dentista. El mayor objetivo profesional de la Dra. Vilanova es continuar actualizándose en el ámbito odontológico, conocer nuevas técnicas y tecnologías que le ayuden a mantenerse al corriente en su profesión. Ella dice sentirse muy orgullosa de tener con mucho esfuerzo su clínica Dental Natural. El consultorio está ubicado dentro de Clínica Vida Saludable, costado sur de Metrocentro, y podés encontrar información en la página web: www.dental-natural.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus