•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Y como sabemos que no basta tener una excelente rutina de dos horas de ejercicio, y dejar a un lado al alimentación, es importante que antes de las rutinas tengas en cuenta que la nutrición es básica para conseguir así los resultados que realmente deseamos.

La comida es nuestro motor, por eso es necesario recargarnos de energía para realizar una buena rutina de ejercicios. Es falso creer que al tener el estómago vacío quemaremos más calorías, pues al entrenar en estas condiciones se queman menos calorías, ya que nuestro cuerpo se focaliza en la búsqueda de energía y no en las calorías que sí deberíamos quemar.

La Personal Fitness Trainer certificada por la ISSA (International Sports Sciences Association), Sascha Fitness, propone en su sitio web algunos consejos básicos que debemos seguir en nuestros entrenamientos, tanto de fuerza/pesas como cardiovascular, e incluso enfatiza que es importante tener en cuenta ciertos tips para evitar lesiones y lograr un rendimiento mucho mayor. 

1. Mente-músculo
Tenés que estar concentrado en el ejercicio, no distraído con el teléfono o conversando. Esta conexión es muy importante, porque conscientemente contraes mucho más el músculo, haces mejor el ejercicio y el esfuerzo y el trabajo son más eficientes.

2. Primero pesas
Recordá que el principal combustible que necesitan tus músculos para hacer pesas es el glucógeno, y en el entrenamiento anaeróbico no se puede utilizar la grasa como fuente energía. Si haces el cardiovascular primero vas a agotar gran parte de esas reservas y tu rendimiento no va a ser el  mismo, serás menos eficiente, levantarás menos peso y quemarás menos calorías.

3. Mantenete hidratado 
Al entrenar vas a perder líquido con la sudoración, y si no tomas suficiente agua tu rendimiento se verá afectado. Para asegurarte de estar hidratado, bebe 200 ml de agua antes del entrenamiento, 200 ml durante y 200 ml después.

4. Hacé un break
No olvidés que tus músculos crecen en el descanso, por lo que debes esperar al menos 72 horas para volver a entrenar un mismo grupo muscular. Cada 8 semanas toma un par de días (días, no semanas) de completo descanso del gimnasio.

5. Consumí suficiente proteína
La proteína es esencial para la construcción de musculatura. Además, para que los músculos crezcan necesitas un balance de nitrógeno positivo y el único macronutriente que lo aporta es la proteína.

6. 10 minutos previos 
Podés hacer algún ejercicio cardiovascular para comenzar a trabajar tus músculos. Nada de estiramientos estáticos antes de entrenar, pues disminuyen tu fuerza. Antes de entrenar podés hacer estiramientos dinámicos, que son estiramientos activos, que ayudan a que tu cuerpo mantenga una temperatura más elevada y prepara los músculos para los ejercicios, para una mayor flexibilidad, y para un mejor rango de movimiento.

7. Respiración y rango de movimiento 
Nunca debés balancear el peso, tenés que controlar cada movimiento, y evitar trancar las articulaciones, sobre todo las rodillas.Al hacer sentadillas y desplantes o lunges, evita que la rodilla sobrepase la punta del pie, para que el trabajo sea más eficaz y para evitar lesiones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus