•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez creo más en aquella frase: “somos lo que comemos” y la complemento con la que hace muchos años Aristóteles mencionó haciendo referencia a que “los alimentos son nuestra medicina”. Definitivamente, cada que veo los espectaculares resultados a nivel de salud en las personas que comienzan a cambiar su forma de comer, corroboro estas afirmaciones.

Actualmente, es necesario que tengamos un poco de cultura nutricional y que nos interesemos en conocer sobre las características de los alimentos que consumimos de manera que optimicemos el consumo de todos aquellos nutrientes que nuestro cuerpo requiere para estar saludable.

Cuando se habla de calorías vacías, hacemos referencia a aquellos alimentos que aportan calorías provenientes de azúcares refinados, grasas saturadas o hidrogenadas que tienen impacto negativo a nivel de nuestra salud (elevan los niveles de triglicéridos, glucosa o colesterol) y alteran el peso. La dieta actual está llena de este tipo de alimentos, pues se prioriza el sabor,  la cantidad de comida o el bajo costo de la misma antes que la calidad de lo que se come.

Te interesa: Enfermedades causadas por la obesidad

También sabemos de los “superfoods” que son aquellos alimentos que aportan un extra sustancial de vitaminas, minerales, antioxidantes o aquellas sustancias que ejercen un efecto benéfico en nuestro organismo.

Sabiendo que debemos tener una alimentación balanceada donde incluyamos de todo un poco, debemos dar prioridad a los alimentos que son más nutritivos y tratar en la medida de lo posible, eliminar las calorías vacías.

Para lograr lo anterior, atendé estos consejos:

  1. Priorizá las carnes magras y blancas, lo ideal es pescado 2 a 3 veces por semana.
  2. Escogé los cereales y harinas más integrales, con gran cantidad de fibra y que además son ricos en complejo B, zinc y ácido fólico.
  3. Recordá usar como carbohidratos ideales las leguminosas como: el frijol, la lenteja, el garbanzo, las arvejas o petit pois que aparte de aportar proteínas, aportan carbohidratos de absorción lenta, muchas vitaminas, folatos, hierro y fibra que ayudan al mejor funcionamiento intestinal.
  4. Las frutas, los vegetales y las ensaladas deben estar por lo menos en 5 porciones al día, combinando todos los colores posibles para recibir la gama de vitaminas que ofrecen.
  5. Escogé solo grasas saludables derivadas de semillas, coco, girasol, maíz, canola o aceite de oliva, usá pocas cantidades y evitá su sobrecalentamiento.
  6. Incluí un puño cerrado de semillas como girasol, maní, linaza o chía en el día.
  7. Recordá que es fundamental evitar el exceso de azúcar.
  8. Exagerá con el consumo de agua y 1 taza de té verde.
  9. Consumí licor de forma moderada, algunos como la cerveza tienen sustancias benéficas como flavonoides y antioxidantes que ayudan en la regulación hormonal y eliminación de toxinas del organismo.
  10. Prepará tus alimentos de forma natural y saludable.

Convertí tus platos en una explosión de nutrientes que favorezca una buena salud.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus