•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Originario de Managua, Bismarck Alberto Somarriba Martínez es un ginecólogo obstetra y ultrasonografista que suma en su trayectoria médica 25 años en esa rama.Estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) y actualmente brinda atención médica en su clínica privada Materno Infantil Alba.

El doctor cuenta que proviene de una familia numerosa y humilde, pues eran 11 hermanos (2 de ellos ya fallecidos). De su madre recuerda que fue una mujer luchadora que siempre miró para que sus hijos salieran adelante, por lo que con esfuerzo y dedicación Somarriba logró graduarse y más tarde coronar su especialidad. Todos los lunes, el doctor es uno de los invitados de la revista matutina de Canal 10 y confiesa que su participación en el medio ha valido para que muchas mujeres se acerquen a pedirle ayuda sobre temas ginecológicos. 

¿Cómo surgió su vocación de ser médico? 

Creo que toda la vida la he tenido. Desde que tengo uso de razón siempre decía que yo iba a ser médico. En las condiciones de pobreza en que vivía tal vez era una ilusión, pero hoy doy gracias a Dios por haberme permitido ser un profesional de la medicina.

¿Qué circunstancias le motivaron a trabajar en su área? 

La sensibilidad que como médico me despierta el atender a una mujer que es madre de familia, hija o esposa. Lo bonito de esto es que como médico, aunque te sintás desvelado y cansado, siempre tenés ese llamado interior de atender y mantener el bienestar de los pacientes.

¿Qué casos atiende usted?

Casos de toda mujer desde el punto de vista ginecológico y mujeres embarazadas.

¿Cuáles son los padecimientos ginecológicos más frecuentes?

Las consultas más frecuentes son irregularidad menstrual, infecciones pélvicas, sangrados uterinos y dolor en las mamas. En lo particular, me preocupan los casos de sangrados menstruales irregulares, ya que muchas mujeres no saben que a veces esos sangrados pueden deberse a un cáncer cervicouterino, que de haberse hecho el 'pap' un año antes no hubiese podido avanzar.

¿Qué les diría a las mujeres que usualmente no visitan un ginecólogo?

Muchas de ellas no visitan por pena a un ginecólogo, pero yo les diría que dejen a un lado eso.  Con la visita al ginecólogo se están previniendo dos de las causas que matan a la mujer en Nicaragua, como lo son el cáncer cervicouterino y el cáncer de mama.

Cuéntenos sobre alguna experiencia que le haya marcado.

Recuerdo el caso de una paciente que me veía desde hace años por televisión. Ella sabía que los sangrados poscoito no eran buenos y cuando me buscó (después de 4 años que presentaba el sangrado), ya era muy tarde: tenía un cáncer cervicouterino muy avanzado, y eso sí entristece mucho.

En su profesión, ¿qué es lo que más le causa satisfacción? 

Después que una paciente ha lleado todo su control prenatal en orden, entregarle a su bebé sano y verle la sonrisa de alegría a la madre cuando tiene a su hijo entre sus brazos. Eso no tiene precio.

¿Qué recomendación le daría a una mujer que está esperando su primer hijo? 

Que acuda a su control prenatal mensual y que ante cualquier situación alarmante visite una unidad de salud.

¿Qué es lo más difícil que ha vivido dentro de su labor como médico? 

Estar realizando una cirugía a una paciente y que las condiciones no estén siendo nada favorables.

¿Trabaja con algún tipo de tecnología en su clínica?  

En la clínica tenemos los últimos aparatos en tecnología, en cuanto a laboratorio clínico se refiere, al igual que el ultrasonido.

De su experiencia con pacientes, ¿Cuáles son las estrategias más eficientes para reducir los riesgos? 

Acudir cada 6 meses o anual a su chequeo ginecológico.

 La sensibilidad que como médico me despierta  es el atender a una mujer que es madre de familia, hija o esposa”. Bismarck alberto somarriba, ginecólogo - obstetra.

¿Qué sintió al ver al primer bebé que nació en sus manos? 

Creo que era preinterno (estudiante de quinto año de medicina). Estaba feliz porque fue mi primer parto que atendí.

¿Qué consejos le daría a una embarazada para el momento del parto?

Que Dios está con ella, pensar en el niño que pronto lo tendrá en sus manos y que puje fuerte para que salga el bebé.

¿Qué es lo que ha cambiado en los partos desde que comenzó su carrera?

Con la presencia del pariente junto a la paciente, esto ha venido a revolucionar el parto en Nicaragua.

¿Qué avance médico es el que más ha favorecido la mejoría en los alumbramientos? 

La administración de occitocina inmediata después del nacimiento del bebé.

¿Con qué premio, reconocimiento o distinción a lo largo de su gran trayectoria se siente más orgulloso?  

El poder presentarme todos los lunes en la revista matutina de Canal 10.  En esto llevo ocho años y brindo educación ginecológica a las pacientes. 

¿Es necesario utilizar productos específicos para la higiene íntima? 

Cuando hay infección sí, o si es portadora de alguna infección de transmisión sexual (VIH o herpes genital).

¿Qué cualidades identifican su personalidad?

Creo que soy buena gente. Tengo un corazón noble.

  • 25 años de trayectoria médica respaldan la experiencia del doctor Bismarck Alberto Somarriba.

¿Qué hace en su tiempo libre? 

Ver películas en familia y leer para mantenerme actualizado en el campo de la medicina.

Una frase que le identifica es…

“No es malo sentir miedo, pero que el miedo nunca interfiera en tus metas”.

¿Qué metas profesionales tiene usted a futuro? 

Convertirme en un ente de referencia, en cuanto a la atención materno infantil en Nicaragua.

Ahora que se acerca el Día de las Madres, ¿qué preciado recuerdo guarda de ella? 

Mi mamá laboraba como doméstica.  Ella fue madre y padre para mí y mis hermanos. A pesar de que ella no aprobó el primer grado de primaria, tengo presente que siempre nos decía que teníamos que ser mejor que ella. Esas palabras siempre las llevo en mi mente y han sido mi motivación para salir adelante. 

Un hombre de visión

Bismarck Somarriba
Profesión: Ginecólogo - obstetra 
Edad: 47 años

Para el doctor, su mayor satisfacción es que la madre pueda recibir entre sus brazos a su bebé en condiciones saludables. "El ver a las madres sonreír con sus hijos es algo que me llena y me conmueve, y eso no tiene precio", dice Somarriba. Las personas que deseen contactarlo pueden localizar su clínica materna infantil Alba Residencial Altos de Nejapa  No. 96-97.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus