•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marcando sus objetivos es como debería empezar una chica que quiere ser reina del fitness. Podés decidir por dos rutas; perder peso y lucir un cuerpo más delgado, o bien perder peso, reducir el porcentaje de grasa corporal, ganar energía y exponer un cuerpo definido.

¿Por qué es importante esto? Simplemente porque al tomar dos finalidades diferentes, los trayectos serán desiguales, pues la comida y el ejercicio influirán en cómo tu volumen va ir transformándose con el paso del tiempo. Una mujer que únicamente busca cómo perder unos kilogramos no necesitará más que una dieta balanceada con un límite de calorías reducido y entrenamiento de resistencia constante para avanzar.

Por otra parte, una mujer que busca objetivos más específicos como ser una chica fitness, debe prestar atención a la dieta midiendo los nutrientes en la misma, efectuar ejercicios previamente planificados, hacer entrenamiento cardiovascular y mucho más. Los sacrificios son más difíciles, sin embargo, los resultados son aún mejores.

Recordá que independientemente del lado de la balanza en el que decidás estar, las dietas extremas y que te matarán de hambre por múltiples momentos no son el mejor recorrido, dado que deterioran el cuerpo y obligan al organismo a desarrollar procedimientos de defensa que resultan en más perjuicios a corto, regular y largo plazo. Y debés saber que no es lo mismo perder peso que quemar grasa.

¿Qué debés hacer?

Una vez establecido tus objetivos, toca manos a la obra. La transformación del cuerpo para ser una chica fitness es un proceso que requiere de tiempo y a diferencia de lo que piensan muchos, no se trata de abstenerse de las libertades de  la vida, sino de adoptar hábitos saludables que resultan benefactores para tu salud.

Comer una rebanada de pastel una vez cada dos semanas no será el desastre, puesto que no se trata en sí de qué es lo que comés, sino de que te mantegás en el nivel requerido de calorías diarias, para establecer un balance entre los nutrientes y los alimentos, y claro, no olvidarse de los entrenamientos.

Por ende, estos son algunos de los hábitos necesarios que debés tomar en cuenta para ser una chica fitness.

Grasas buenas: procurá que las calorías que ingerís generen un valor nutritivo real a tu cuerpo.

Cuatro tips para mejorar con vitamina c

1. Planificá tu dieta: 
desde medir tu metabolismo hasta encuadrar el porcentaje de calorías que necesita tu cuerpo. 

2. Más frutas y verduras: 
su alto contenido en fibra es excelente para aumentar la sensación de saciedad.

3. Entrená constantemente:
la constancia de ejercicios brinda a tu cuerpo las características que deseás.

4. Te ayuda a bajar de peso:
no está de más decir que el proceso de transformación de tu cuerpo toma su tiempo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus