•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mayoría de las mujeres, sin importar la edad tienen una infección vaginal en algún momento de su vida, la candidiasis vaginal es una de las infecciones más comunes, Cuando a Julia le diagnosticaron una faringitis estreptocócica, el médico le recetó un antibiótico para tratar la infección. Poco después de tomarse el medicamento, se empezó a encontrar mejor: su dolor de garganta se redujo y le desapareció la fiebre. Pero entonces notó que manchaba la ropa interior con un flujo vaginal distinto al de costumbre. Para empeorar las cosas, desarrolló un fuerte picor en la zona vaginal.

Julia le explicó lo que le ocurría a su madre, quien la llevó de nuevo a la consulta del médico. Allí Julia supo que tenía una infección vaginal por hongos. Aunque se puso muy nerviosa por tener que ir al médico por un motivo tan íntimo como aquel, se sintió aliviada al descubrir que tanto el diagnóstico como tratamiento de una infección por hongos son sencillos e indoloros.

Una infección por hongos, también conocida como candidiasis, es una infección habitual causada por una levadura llamada Candida albicans, este es un tipo común de hongo, que a menudo se encuentra en pequeñas cantidades de la vagina, la boca, el tubo digestivo y la piel. 

Según la Guía para el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, publicada por la Organización Mundial de la Salud, hasta el 20% de las mujeres afectadas por la infección pueden ser asintomáticas. Pero, el examen clínico puede revelar la presencia de eritema vulvar (enrojecimiento) o excoriaciones relacionadas con el rascado y el edema vulvar. 

La cándida y muchos otros microorganismos que normalmente viven en la vagina se mantienen mutuamente en equilibrio. Sin embargo, algunas veces, la cantidad de Candida albicans aumenta llevando a que se presente una candidiasis.

Esto puede suceder cuando se está tomando antibióticos usados para tratar otros tipos de infecciones o anticonceptivos. Los antibióticos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos de la vagina, durante el embarazo, debido al sobrepeso o la diabetes.

La candidiasis no se disemina a través del contacto sexual. No obstante, algunos hombres pueden presentar síntomas como prurito y erupción en el pene después de tener contacto sexual con una mujer infectada.

Tener muchas infecciones vaginales por cándida puede ser un signo de otros problemas de salud, asegura la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, incluso otras infecciones y flujos vaginales se pueden confundir con candidiasis vaginal.

Las infecciones por hongos se suelen producir en las partes más húmedas y calientes del cuerpo, como la boca y las áreas más húmedas de la piel. Cuando la infección se produce en la zona de la vagina, se habla de candidiasis vulvovaginal.

Los síntomas pueden ser un flujo vaginal anormal. Este puede fluctuar de una secreción blanca ligeramente acuosa a un flujo blanco espeso y abundante (como requesón o leche cuajada). Ardor y prurito en los labios y en la vagina, relaciones sexuales dolorosas, micción dolorosa, enrojecimiento e inflamación de la piel justo por fuera de la vagina (vulva).

Una vez se presenten todos o algunos de estos síntomas, es importante acudir donde un especialista. Un examen pélvico, revelerá hinchazón y enrojecimiento de la piel de la vulva, en la vagina y el cuello uterino, manchas blancas y secas en la pared vaginal o fisuras en la piel de la vulva.

A veces se examina una pequeña cantidad de flujo vaginal usando un microscopio (llamado montaje en fresco o examen de hidróxido de potasio [KOH]), otras, se toma un cultivo cuando la infección no mejora con tratamiento o reaparece muchas veces. El médico puede ordenar algunos exámenes para descartar otras causas de los síntomas. Para prevenir la aparición de esta molesta infección vaginal, debés procurar mantener seca la zona vaginal, evitar el uso de jabón con olores, tomar resguardos con el uso de antibióticos, mantener los niveles de azúcar bajo control, elegir ropa interior hechas de algodón, cuidado al momento de tener relaciones sexuales, procurar dejar atrás las prendas muy ceñidas al cuerpo, olvídate de las duchas vaginales, evitá el uso de tampones y lo más importante toma el dolor como una señal de alerta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus