•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya sea por aburrimiento, ansiedad o por hambre, mientras estamos trabajando es normal sentir deseos de comer algo, el motivo que sea da igual, pero lo preocupante es que a veces acabamos comiendo alimentos que no son del todo saludables y que por ende, nos perjudican; por lo que picar entre horas podría ser el gran enemigo de nuestra dieta. No obstante, si seguimos una serie de normas, el aperitivo puede, incluso, ayudarnos a adelgazar, explica Ana Cristina Gutiérrez, experta en temas de nutrición.

De acuerdo con Gutiérrez, una especie de terapia que puede trazarse una persona es pensar en que tiene un norte, es decir que persigue una dirección, un objetivo, en otras palabras, que se esfuerza por comer sano. Hacer un análisis de cuáles son aquellos alimentos que nos hacen daño, es una buena manera de empezar un estilo de vida más saludable, pues hace que nos sintamos más enérgicos mientras que también nos ayuda a bajar de peso y a ello, la nutricionista agrega que debemos incluir en nuestros planes la práctica de ejercicios para obtener mejores resultados.

Realidad

Gutiérrez sostiene que en nuestras manos está el cambiar la organización de nuestros hábitos alimenticios, pues destaca que las personas solo alistan en sus loncheras la comida del almuerzo, pero ¿qué hay sobre la merienda de la diez de la mañana y la de las tres de la tarde? De ahí que, cuanto más tiempo tratemos de aguantar el hambre hasta la próxima “comida oficial”, más probabilidades habrá que acabemos lanzándonos a comer lo primero que encontremos en el bar o cafetería, pues cuando andamos con hambre se nos olvida velar por nuestro bienestar.

“La alimentación debe realizarse cada tres horas. De esta manera controlamos nuestros impulsos y comemos en cantidades moderadas”. Ana Cristina Gutiérrez, Nutricionista

Dicho esto, la mayoría de nutricionistas recomiendan hacer cinco comidas al día, ya que el aperitivo y la merienda permiten aguantar sin hambre entre las tres grandes comidas del día. Picar a media mañana y a media tarde puede ser saludable, siempre que sigamos una serie de reglas básicas. Las opciones para picar son: medio emparedado de pan integral con queso blanco, una tortilla con jamón de pavo y queso, un yogur sin azúcar o bajo en azúcar, fruta fresca o algún tipo de galleta integral que lleve una rebanadita de queso blanco. También, existe una herramienta alimenticia recomendada que podría ser el apostar por un batido nutricional, estos aportan proteína, carbohidrato y tienen vitaminas, de forma que nutren fácilmente nuestro organismo.

La cena

¿Qué podemos consumir en la cena? La nutricionista resalta que es un mito que no debemos cenar, porque si no cenamos, al día siguiente amanecemos con mucha hambre y terminamos comiendo más de lo previsto a lo largo del día. Ella sostiene que es muy importante que la cena sea liviana, hay personas que son felices con solo un yogur, pero lo ideal es cenar un plato de no más de 250 calorías.

En el menú se puede incluir opciones como una porción de algún tipo de leguminosa, garbanzos, lentejas, una porción de pollo, pescado, un poco de atún en agua o bien, un emparedado acompañado siempre de algún vegetal. Pero si en la noche queremos algo calientito, podemos consumir una sopa de vegetales, unas verduritas al vapor o una ensalada, eso sí, cada platillo debe ser una porción más pequeña que la del almuerzo, (un 30 por ciento menos); así no nos dormimos con el estómago tan distendido de todo lo que comimos, sino que solo con la energía suficiente que nuestro organismo necesita.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus