Farah Eslaquit
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

#MealPrep 

Así es, una de las mejores estrategias que he aprendido es actuar de acuerdo a lo planificado. Esto también aplica al fitness. El famoso #mealprep o la planificación de las comidas con anterioridad es un hábito que puede cambiar tu vida para bien. 

Si buscás una transformación en tu cuerpo, mi recomendación es mantenerlo simple, no dejar libertad de tomar decisiones a la ligera. Tenés que ir más allá, estar siempre preparado. La clave de una buena alimentación no solamente radica en escoger el mejor especialista, sino en la organización y el compromiso que tenés con vos mismo.

El MealPrep o ritual de la comida, consiste en organizar tus comidas con anterioridad de acuerdo a tus necesidades de macro y micro nutrientes. Hay dos maneras de practicarlo. La primera es apartar uno o dos días de la semana para cocinar y organizar tus alimentos, lavar y picar vegetales, hacer el arroz y el pollo, empacar frutos secos, congelar frutas picadas, entre otras cosas. La segunda técnica, si tenés una buena ayuda en la preparación de las comidas en casa, es empacar la noche anterior todas tus comidas del día siguiente.

Asegurar calidad

Cuando vos te encargás de preparar tus comidas, asegurás su calidad. No solamente por escoger los ingredientes de cada plato, sino de las proporciones de cada macronutriente (proteínas, grasas e hidratos de carbono – carbohidratos)

Evitá tentaciones

Si estás empezando a cambiar tus hábitos, lo mejor es no dejarle todo el trabajo a la fuerza de voluntad. Tener tus alimentos saludables disponibles te va a hacer pensar dos veces cuando algo se vea tentador.

Fuera ansiedad 

Cuando preparás tus comidas de acuerdo a tus necesidades y las tenés disponibles en el momento, siempre vas a estar satisfecho.

Ahorrás dinero 

Los restaurantes cuando tienen opciones saludables son muy buenos aliados en este estilo de vida. Sin embargo, siempre será más económico preparar tu propia comida. 

Menos tiempo 

Te ahorrás pensar diariamente qué comer, preparar las comidas y limpiar luego de cocinar.

Recordá que una buena alimentación no solo te da un buen cuerpo, sino que es la principal defensa con la que se protege nuestro organismo ante enfermedades de todo tipo a las que estamos expuestos día a día.

Ahora, es muy importante que este hábito sea acompañado de otras prácticas saludables, que en conjunto transformarán tu vida. 

Comé en porciones pequeñas cada 3 – 4 horas

Aumentá la cantidad de vegetales en tu dieta

Evitá las harinas refinadas, el azúcar y la sal de mesa

Hacé ejercicio intenso con regularidad

Mantenete hidratado 

Si ya practicás este hábito, o si te gustó el artículo, dejame saber a través de las redes sociales, o Twitter: faraheslaquitmn 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus