Paola Silva
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tomate es ese vegetal con el que acompañamos casi todas nuestras comidas, ya sea en una ensalada, una pasta o preparado en un delicioso aderezo. Por su composición nutricional el tomate es muy recomendable para cualquier persona sana, niño o adulto, y encaja a la perfección en las dietas de control de peso, gracias a las pocas calorías que aporta. Pero, ¿hay quiénes deben evitar comer tomate?

Realidad

El tomate es uno de los alimentos contraindicados, sin embargo, cuando se sufre de llagas o aftas en la boca, debido a su acidez. Por ejemplo, muchas personas que siguen tratamientos de quimioterapia sufren como efecto secundario mucositis, una alteración de la mucosa de la boca que produce inflamación y llagas, cuyo dolor se acentúa con los alimentos ácidos como el tomate.

Por la misma razón, las personas con alteraciones en el aparato digestivo deben evitar el consumo de tomate. Así pues, si se sufre reflujo esofágico, acidez de estómago, úlceras estomacales, o se ha pasado por una cirugía digestiva, es preferible que no se consuma este alimento.

El sitio web consultas dice que por su contenido en potasio, la ingesta de tomate está también contraindicada en aquellas personas que deban restringir el consumo de este mineral, como es el caso de los enfermos con patología renal (insuficiencia renal aguda o crónica), daños graves en tejidos, déficit de insulina o acidosis metabólica.

Sin embargo de este superalimento debemos saber que es muy bueno para la visión, aumentar la salud de nuestro intestino, mejorar y controlar la hipertensión, es también beneficioso para la salud y la belleza de la piel, de los dientes y el cabello, fortalece nuestros huesos y nos ayuda a prevenir las infecciones del tracto urinario y el cáncer de vejiga.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus