•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hay alimentos “buenos” o “malos”, solo dietas buenas o malas. No te sintás culpable de los alimentos que te gustan, simplemente consumilos con moderación y escogé otros que te proporcionen el equilibrio y la variedad que necesitás para conseguir una buena salud, manifiesta la nutricionista Cristina Gutiérrez.

Para llevar a cabo una dieta, no hay que matarse de hambre, “la clave está en consumir las raciones adecuadas de cada alimento, así es más fácil comer de todos los grupos sin necesidad de eliminar ninguno”, expresa Gutiérrez. Recordá que realizar los cambios de tu estilo de vida gradualmente es mucho más fácil que hacerlos de repente, por eso aquí te compartimos 10 claves para que alcancés tu éxito alimenticio.

1. AMÁ LA COMIDA 
No te angustiés si en tu plan de alimentación hay platillos que no te gustan, porque los podés cambiar por unos que te gusten. Únicamente respetá que sean alimentos no grasos y que contengan lo mínimo de azúcar.

2. COMÉ FRUTA
Recordá que dentro de un plan alimenticio para bajar de peso, las frutas son excelentes aliadas, pues contienen fibra y muchos nutrientes. Solo consumilas con moderación. Lo correcto es comer entre tres y cinco porciones de frutas y vegetales al día.

3. COMIDAS INTERMEDIAS
Para evitar hipoglucemias, no debés pasar más de cinco horas sin comer. Por ello, tomá dos refrigerios sencillos y nutritivos entre comidas. Las opciones pueden ser frutas o galletas integrales.

4. CARBOHIDRATOS
Para mantener tu peso, en cada comida debés moderar la cantidad de carbohidratos (panes, legumbres, arroz, pasta y vegetales). Además, evitá combinar carbohidratos con carbohidratos, como por ejemplo: papa y arroz. Lo ideal es consumir entre 225 y 325 gramos de carbohidratos al día.

5. CONSUMÍ MÁS FIBRA 
La fibra es fundamental para controlar la glucosa, por ello es importante que incluyás al menos un alimento rico en fibra en cada comida. El aguacate, banano, piña, uvas, naranjas y pasas, son alimentos que nos aportan la fibra que necesitamos.

6. LIMITÁ LAS GRASAS
A pesar de que las grasas permiten el correcto funcionamiento del organismo, hay que restringir el consumo de las saturadas, presentes en los alimentos de origen animal como: el queso, la leche y las carnes. O bien, su consumo debe ser estrictamente moderado.

7. MEDIDAS 
Al tener tazas y cucharas medidoras a la mano, vas a poder medir las porciones establecidas para tu menú e incluso, para llevar tu almuerzo al trabajo. Podés comprar algunas comideras para balancear las porciones de tus alimentos.

8. PLANEACIÓN
Tu plan de alimentación tiene el mismo aporte calórico todos los días, así que podés repetir varias veces a la semana los platillos de un día completo, para cocinar menos, eso sí, mientras no te aburrás del menú. Podés organizar tu dieta alimenticia de toda la semana para evitar estresarte.

9. DISFRUTÁ LO DULCE
Eliminar los alimentos dulces de la dieta, es uno de los principales temores de las personas. Sin embargo, no tenés por qué privarte de este sabor, pues se puede sustituir la azúcar de mesa por sustitutos de azúcar libres de calorías.

10. MANTENÉ TU PESO
Con estas reglas no habrá pretexto para que ganés kilos nuevamente. Si seguís todas las indicaciones por espacio de un mes, vas a notar pronto los resultados y te va a dar más ánimo para seguir adelante. ¡Esforzate!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus