END
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Andar en bicicleta ayuda a perder peso de dos maneras, por un lado implica un gasto de energía (600 calorías por hora aproximadamente), y por otro, es una opción más relajada, casi recreativa. No requiere de ir a grandes velocidades, así que se puede practicar por las calles de la colonia, o en un parque. Está comprobado que las personas que usan la bicicleta sufren menos tristeza y trastornos psicológicos. Esto se debe a que la actividad oxigena el cerebro más que cualquier otra y permite pensar mejor, segregando a su vez una hormona que genera una “adicción sana” al deporte. Para aquellos que están en la oficina todo el día. 

Ideal para aquellos que están en la oficina todo el día. Al subirse a la bicicleta e inclinar el cuerpo hacia adelante para tomar el manubrio, los músculos de la espalda se tensan para poder estabilizar el tronco. Además, es bueno saber que la falta de ejercicio provoca dolores de espalda y una pérdida en la habilidad de amortiguar caídas.

Según algunos estudios, hasta puede eliminar el cáncer. Andar en bicicleta moderadamente potencia el sistema inmunológico. Es un ejercicio recomendado para pacientes con esta enfermedad y también con SIDA, porque los fagocitos(células) se mueven y aniquilan a las malignas.

Si bien lo que trabaja más son las piernas, también ayuda a moldear la parte superior del cuerpo, porque todo está interrelacionado. Algunos optan por hacer abdominales luego del paseo, para no descuidar esa zona.

Colesterol y corazón

No podemos olvidar que practicar ciclismo ayuda a bajar el colesterol LDL, también llamado “malo”. Por otra parte, el colesterol “bueno” (HDL) aumenta, porque los vasos sanguíneos quedan más saludables y flexibles. Hay menos posibilidades de que se calcifiquen.También es importante que andar en bici genera endorfinas, estas conocidas “hormonas de la felicidad” se producen al pasear un rato. Atención porque se producen en una actividad constante de una hora, ya si te pasás de eso, obtendrás resultados contrarios.

A diferencia de lo que se piensa, el pedaleo en la bicicleta permite que tus rodillas estén más protegidas, ya que el mayor peso del cuerpo recae sobre el asiento. Tampoco deben soportar cargas pesadas los cartílagos ni las articulaciones.

Y por último este ejercicio protege el corazón. El porcentaje es de alrededor del 50%, ya que al pedalear, el ritmo cardíaco va en aumento mientras que la presión sanguínea decrece. Entonces, como resultado: un corazón que trabaja economizado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus