Farah Eslaquit
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre los suplementos más populares en el fitness está la proteína de suero o whey protein, y con muy buena razón pues sus propiedades, además de ayudarte a construir músculo magro al mejorar la síntesis de proteína, tiene otros muchos beneficios que han sido comprobados por estudios recientes, en donde se demuestra que:

Reduce riesgo de diferentes tipos de cáncer

Mejora tu sistema inmune

Baja el cortisol, que es la hormona del estrés. Esta hormona cuando está elevada hace que se desgaste masa muscular y acumulés grasa a nivel abdominal

Aumenta los niveles de serotonina, que es conocida como la hormona de la felicidad

Regula la presión arterial

La proteína de suero es excelente cuando buscás perder grasa porque es baja o nula en carbohidratos (en dependencia de la marca), así que ayuda a mantener la masa muscular sin crear excedentes calóricos. Además de que mejora el metabolismo y te mantiene saciado.

Al mismo tiempo es excelente cuando querés aumentar masa muscular, porque es de rápida absorción, es decir que al tomarla después de entrenar, llega al músculo rápidamente para repararlo y ayudarte a aumentarlo, si es acompañada de un carbohidrato de rápida absorción (como la papa o el banano) que reponga las energías que utilizaste y no genere un déficit calórico (necesario, si se quiere aumentar de peso)

¿Cómo escogerla?

Lo primero en lo que hay que fijarse al escoger una buena proteína de suero es que debe ser Aislada, esto quiere decir que la proteína es más pura, libre de lactosa y con mayor porcentaje de proteína por cada 100 gramos. Lo ideal es verificar en los ingredientes que el primero de la lista sea “Whey Protein Isolate”.

Después, una buena proteína aislada debe tener al menos 20 gr de proteína, menos de 3 gr de carbohidratos, menos de 2 gr de azúcar y 150 mg de sodio o menos.

¿Cuándo tomarla?

Para aprovechar sus beneficios, es indispensable tomarla según tus metas. Si querés aumentar masa muscular, te recomiendo tomar una medida por la mañana al despertar, antes del desayuno y uno justo después de entrenar. Si lo que buscás es reducir grasa o mantener tu peso actual, es recomendable antes de entrenar, y al terminar de entrenar, es suficiente con otro tipo de proteína como el pollo, huevo, carne.

¿Es mala mucha proteína en la dieta?

Cuando hacés ejercicio significativo, necesitás mayor consumo de proteínas, estas las podés obtener de fuentes naturales o de este. Hace un tiempo se cuestionaba si el consumo alto de proteína afectaba los riñones. Sin embargo, se han hecho estudios que dicen que en un individuo saludable, que hace ejercicio regularmente, no presenta ningún inconveniente. Claro, que nada en exceso es bueno y todos los suplementos deben ser dosificados de acuerdo a tu edad, peso, ritmo de vida y meta por un especialista. 

Para terminar, es indispensable hacer hincapié en que una alimentación saludable y ejercicio son necesarios para ver mayores resultados. Además, siempre recordar que los suplementos no son indispensables, sino una ayuda para llegar más rápido a tu meta. Por eso, si dentro de tu presupuesto no podés incluir una proteína aislada de suero de calidad, es mejor optar por alimentos naturales que son excelentes, y aunque su absorción no sea tan rápida, siempre tendrán beneficios que podés aprovechar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus