•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Cada vez hay más aceptación del uso de la leche como una bebida de recuperación luego de la realización de un ejercicio físico, sobre todo tras el entrenamiento y los deportes de resistencia”, destaca  Daniel Guerrero, experto en nutrición. Por su parte, la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), señala que una creciente línea de investigación ha demostrado que el consumo de leche reducida en grasa luego de realizar ejercicios de resistencia resulta en profundas y favorables alteraciones sobre el metabolismo proteico, es decir que, el consumo de leche conduce a un mejoramiento del balance neto de proteína muscular. 

Beneficios

Además, cuando se ha combinado el consumo de leche luego del ejercicio, con el entrenamiento de resistencia (12 semanas como mínimo), se han observado mayores incrementos en la hipertrofia muscular y masa magra tanto en hombres como en mujeres, manifiesta el entrenador personal Moisés Gutiérrez. También existe mayor evidencia científica que sugiere que la leche reducida en grasa y las bebidas lácteas con chocolate son muy efectivas cuando son consumidas después del ejercicio, en actividades de resistencia, ya que promueven una mayor recuperación. 

Parte de los beneficios que produce sobre la recuperación muscular, se relaciona al hecho de que la leche reducida en grasa es una bebida de rehidratación vigorosa, incluso más eficaz que las tradicionales bebidas deportivas disponibles en el mercado. La capacidad de la leche para actuar eficazmente como bebida de rehidratación probablemente está relacionada a la composición de la misma. La leche contiene de forma natural, concentraciones de electrolitos elevadas (sodio y potasio), lo que favorece la retención de líquidos cuando se consume.  Se cree que otro factor que contribuye a la capacidad de la leche de ser una bebida eficaz para la rehidratación post-ejercicio de resistencia, es la tasa de vaciamiento gástrico.

Sobre esta misma línea de investigación, el entrenador dice que la ingesta de leche inmediatamente después del ejercicio puede atenuar el daño muscular inducido por el ejercicio.

Además agrega que la leche es una opción de bebida rica en nutrientes igual o superior a las bebidas deportivas tradicionales, ya sea para las personas que participan en deportes de fuerza y resistencia o en actividades de entrenamiento. Y con ello, reafirma que las bebidas lácteas reducidas en grasa y las bebidas lácteas con chocolate son bebidas post-ejercicio seguras y efectivas, porque reponen el líquido perdido durante el entrenamiento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus