•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La dietista Teresa Cano de Eslaquit aconseja que es importante conocer el vocabulario de la nutrición y de los etiquetados de los productos “saludables” que se venden en los supermercados para saber que si los alimentos que consumimos son inocuos, es decir que si no causan ningún daño a la salud, ya que lo ideal es que al consumirlos, estos mejoren nuestra nutrición y nos den seguridad alimentaria. 

Alimentos orgánicos

Según Cano, la mención “100% natural” significa que el producto está hecho con ingredientes no artificiales y no químicos. Sin embargo, la experta dice que no siempre los productos son totalmente naturales, pues “pueden contener componentes modificados genéticamente o transgénicos”. Además, asegura que en su proceso de producción también es difícil saber si se usaron pesticidas u otros químicos en la fabricación, con el fin de que los productos se mantengan frescos.

¿Realmente llevan azúcar?, la dietista asegura que sí, puesto que todo alimento dulce lleva algo de azúcar. Expresa que cuando un producto dice 0% azúcar, en realidad contiene 0.5 gramos de azúcar por cada 100 gramos de alimento. Mientras que si dice “bajo en azúcares”, esos productos llevan 5 gramos de azúcar por cada 100 gramos de alimento.

Cano aclara que muchas veces los fabricantes usan otros nombres menos conocidos del azúcar para que las personas crean que estos alimentos son naturales, y algunos ejemplos de ellos, son: jarabe de maíz, siropes, dextrosa, fructosa, sacarosa, miel de caña, maltosa sorbitol, xilitol o sucralosa.

Multicereal

Cuando en las etiquetas de los productos nos encontramos con la palabra “multicereal”, esto significa que el producto se fabricó con más granos como la avena, trigo, lino, cebada y trigo sarraceno o salvado, la quinoa, el amaranto, entre otros.

No obstante,  la dietista recomienda que hay que fijarse en el almidón, “si dice que tiene harina no refinada, o sea con más salvado, entonces es harina integral y esta es más beneficiosa, pues contiene más fibra dietética aunque en calorías son casi las mismas que el pan blanco, sin embargo el integral es más saludable”, comenta.

  • Cero por ciento azúcar indica que el alimento en realidad lleva 0.5 gr de dulce.

Grasas trans

Esta descripción es un tipo de grasa que se forma al añadir hidrógenos al aceite líquido, lo cual lo hace sólido;  este proceso de hidrogenación sirve para aumentar el tiempo de vida útil de los alimentos y potencia el sabor, es decir que lo mejora.

“Las grasas trans no son nada saludable, eso sí mejoran la perdurabilidad, el sabor y la textura de alimentos como: el pan, galletas, papas fritas y otros snacks. Hace que los alimentos nos duren más en el refrigerador, reduce los costos de producción, pero para la salud no tiene ningún beneficio”, declara Cano.

Glutamato

El Glutamato monosódico o de sodio es un aditivo de los alimentos que se utiliza como potenciador del sabor y su acción es equilibrar, combinar y resaltar el carácter de otros sabores. La experta manifiesta que este aditivo mejora el sabor de algunos alimentos procesados, hace que la comida congelada se sienta más fresca al gusto del paladar, que los aderezos tengan un mejor sabor, le quita el sabor metálico a los alimentos enlatados, engañando así a nuestro cuerpo y haciéndolo creer que la comida sabe mejor, es más sana y más rica en nutrientes.

Omega 3

“Los ácidos omega 3 son un tipo de grasa poliinsaturada que es considerada como esencial porque el cuerpo no puede producirlos, por lo tanto debe incorporarse al organismo a través de los alimentos como: el pescado, frutos secos y aceites vegetales como el aceite de canola y de girasol.

Prebióticos y probióticos, ¿son lo mismo?, no. La experta asegura que ambos tienen funciones muy positivas y mejoran la flora intestinal, pero hay diferencias entre ellos. Los probióticos contienen bacterias vivas que están presentes en los alimentos. El ejemplo más claro son los yogures, aunque también están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos. Los prebióticos sirven de alimento para las bacterias que tenemos en el colon; tienen efectos similares a los anteriores.

  • 5 gramos de azúcar es lo que llevan los alimentos que son bajos en azúcares.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus