•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque algunas se consideran buenas conocedoras de las artes amatorias, nunca está de más escuchar, o mejor dicho, leer consejos sobre la vida íntima, porque es un hecho que hasta las mujeres más hábiles cometen errores antes de una relación sexual.

Y estos imprevistos según Krissy Brady, editora de la revista Women’s Health, “pueden convertir una noche increíble en una experiencia digna de sofá de terapeuta. Desde protegerte de enfermedades de transmisión sexual (ETS) hasta evitar la sequedad en tus partes femeninas o un gas embarazoso”.

Por el contrario si estás en los inicios de tu vida sexual, seguramente habrás leído o te hayan aconsejado hacer pipí antes y después del coito para evitar las infecciones urinarias, parece lógico no, pero también está errado.

El médico urólogo David Kaufman dice que antes de tener relaciones sexuales puede ser contrapuducente y aumentar las posibilidades de desarrollar infecciones en el tracto urinario y la vagina.

“Orinar antes del sexo es la causa número 1 de las infecciones post-coitales de las vías urinarias, también conocida como la cistitis de luna de miel”, afirma el doctor.

Según explica Kaufman, aguantar las ganas hasta después de intimar es fundamental para poder tener un flujo de orina potente que permita desplazar y eliminar las bacterias que se adhieren y que pueden ser tremendamente peligrosas.

“Las bacterias tienen diminutas partes que actúan como ganchos de velcro, que permiten que se adhieran a la mucosa uretral. Si las bacterias no son removidas, pueden llegar a la vejiga donde se reproducen y crecen rápidamente, creando así una infección urinaria”, asegura el médico.

Aquí te dejamos algunos antiafrodisíacos que Brady sugiere evitar antes de tu próxima cita.  

Beber

Tomar un poco te pone en ambiente, pero beber demasiado puede adormecer a tus sentidos y mandar bien lejos tu punto G. “Como el alcohol es un depresor conocido, tu capacidad para experimentar un orgasmo puede quedar dilapidada si estás como una cuba”, explica Williams. De hecho, un estudio de la University of Missouri-St. Louis concluyó que el 11% de consumidores de alcohol tienen problemas para llegar al orgasmo: a los hombres que beben mucho les cuesta más eyacular, mientras que las mujeres necesitan una estimulación extra para llegar al clímax.

Comida en preliminares

El show de embadurnarse el cuerpo con chocolate durante los preliminares pone mucho, pero ¿qué me dices de la candidiasis posterior? “Usar algo con azúcar añadido como lubricante (sea a propósito o no) puede provocar candidiasis, ya que las infecciones crecen en el azúcar”, dice Boling.

Antihistamínico

Los antihistamínicos sirven para secar tus membranas mucosas, para aliviar la congestión nasal y, con ello, también pueden secar otras partes de tu cuerpo, en especial la vagina, explica Nicole Williams, cirujana ginecológica. Lisa y llanamente: por muy caliente que estés, tu vagina no será consciente de ello.

Depilarte

Si sos una de esas mujeres que prefiere tenerlo todo bien rasurado, es mejor que te depilés la noche antes para darle a tu piel la oportunidad de recuperarse, dice Shainhouse. “Depilarte exfoliará la capa superior de la piel, de modo que estará más sensible”, añade. “Puede irritar los folículos capilares, provocar un sarpullido rosáceo y pequeños cortes, lo que deja la piel más expuesta a infecciones potenciales, como un herpes o el VPH [virus del papiloma humano]”.

Comer picante

“La comida puede afectar el sabor y el olor vaginal”, dice Kathryn Boling, médico de familia en el Mercy Medical Center. La comida superpicante como los jalapeños puede provocar gases, hinchazones y ventosidades que no desaparecerán. Y lo que es peor: es tristemente sabido que los restos que te quedan en las manos y en la boca tras el festín dejarán los genitales del otro al rojo vivo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus