•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marcela Osorio, ex guía running dice que normalmente cuando realizamos actividades físicas de bajas y medianas intensidades, nuestros músculos se activan, utilizando diversas fuentes de energía y se oxigenan, esto se conoce como ejercicio aeróbico. Sin embargo, admite que cuando realizamos una actividad física intensa y de mucho esfuerzo se produce posteriormente el dolor muscular, esto se debe a la excesiva formación de ácido láctico o lactato.

La ex runnig explica “esta sustancia se produce en nuestras células, principalmente en las musculares, frente a una alta demanda de energía generada de manera rápida y eficiente para realizar y mantener un ejercicio físico intenso de corta duración. Esta energía se obtiene de la glucosa y el músculo no requiere de oxígeno (O2), lo que se conoce como ejercicio anaeróbico”.

Admite que la alta formación de ácido láctico se acumula en nuestros músculos y sangre, provocando dolor, fatiga muscular y los desagradables calambres.

“Lo más importante para tu recuperación es al día siguiente de correr intensamente. Debés hacer una actividad física muy liviana, ejercicios de tipo aeróbicos, que te permitan eliminar la acumulación de ácido láctico de los músculos y oxigenarlos. Por ejemplo, algo muy sencillo es salir a caminar, bailar, hacer suavemente bicicleta elíptica o estática o un trote muy suave por no más de 30 minutos”, sugiere Osorio.

Aquí te dejamos algunos tips que la experta en nutrición y ejercicio Sascha Fitness, aconseja adoptar para mejorar el dolor post entrenamiento.

En primer lugar, Sacha pide que te asegurés de hacer estiramientos al terminar tu entrenamiento.

“Procura que sean estiramientos estáticos, esos en los que sostienes la posición durante algunos segundos, pues ellos pueden ayudarte a aliviar un poco ese dolor muscular”.

“Suplementa con L-glutamina, un potente aminoácido que asiste en la recuperación muscular y alivia el dolor”, menciona.

Además concluye que probés alternar duchas de agua fría y caliente, pero siempre aceptando que el dolor es normal, “pues cuando entrenas con intensidad ocurren pequeños desgarres en las fibras musculares y es lo que hace que te duela”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus